Archive for agosto 2007

Gaviota o Paloma

“Gaviota o Paloma” no es exactamente el título de la popular canción compuesta e interpretada por Pablo Abraira “Gavilán o Paloma”, pero en su versión veraniego-política así anda la semana madrileña. Entre las tradicionales fiestas de La Virgen – procesión y descenso de su Cuadro por los bomberos de Madrid incluído con presencia del Alcalde Ruíz Gallardón– y la “pelea” de gaviotas populares por un quítame allá esas pajas.
El PP municipal riñendo al PP autonómico por no rehabilitar lo suficiente, con la siempre “peleona” Pilar Martinez, responsable de Urbanismo, recordando que tanto la Comunidad de Aguirre como el Gobierno de Zapatero invierten poco en estos menesteres. Y como en “Kramer contra Kramer” un alcalde del PP edíl de Brunete, apellidado casualmente Gavilanes y de nombre Félix, queriendo colar por la puerta de atrás y amparado en un supuesto silencio administrativo el nuevo plan general del municipio. Mientras el PP regional con su Secretario general a la cabeza, Francisco Granados, pone reparos a que esa modificación salga adelante como está concebida y que convertiría un pueblo de apenas 9.000 habitantes en otro de más de 70.000. Granados cita a la presidenta: ” no va aceptar ese número de viviendas de ninguna manera”.
Gaviotas populares y Palomas verbeneras, que para eso estamos en plenas fiestas de La Virgen y por cierto con unas Vistillas que se han quedado pequeñas para albergar conciertos como el de Kiko Veneno o los “KanteKa de MaKao”. Y no es por estar apretados, que las temperaturas no están siendo asfixiantes de madrugada, sino por el riesgo de que un momento dado hubiera desalojar una zona con miles de personas enganchadas en un típico ladrillo de chotis. Madrid es en Agosto y especialmente ésta semana una delicia de ciudad. Deja de ser invivible para seguir siendo insustituible, algo que agradecen turistas y residentes por igual. La manita de churros con chocolate y el previo con bocata de entresijos incluído-mejor que el de gallinejas, !donde va a parar¡- te permiten reponer fuerzas para seguir la fiesta hasta la madrugada.
La Paloma festiva deja a las claras una vez más que romper con las tradiciones arraigadas no es buena cosa y que cuando Gallardón afirma que Madrid es ciudad cosmopolita acierta pero incluídos chulapos, parpusas y churros. Por eso verle simpático y cercano en la Iglesia o en la calle ayuda a creer que habrá más esfuerzos por mantener la tradición castiza, aunque sepamos que no le gusta la parte “casposa”. Una tradición ésta recuerdo de libre de asistencia para quién crea que merece la pena y para pasar por alto en aquellos que entiendan que la cosa no tiene sentido alguno.
La Gaviota
entretanto se ha aposentado entre la Puerta del Sol y la Casa de la Villa, abandonando siquiera por un mes los tejados de las naves de pescados de Mercamadrid, el segundo mayor puerto del Mundo después de Japón y eso que Madrid no tiene mar, para poner de manifiesto que aún con amplias mayorías absolutas se presenta una legislatura movidita fuera y dentro del PP, más con elecciones generales a la vuelta de la esquina. De momento Gallardón ha sido paloma por unos días per0 sin dejar de intentar ser gaviota y es que el Alcalde tiene capacidad para asumir ambos papeles sin despeinarse.

Barcelona no es Madrid

Al margen de las tradicionales rivalidades capitalinas, los acontecimientos de las últimas fechas demuestran a las claras que el Gobierno Central actúa de manera diferente en la inversión en infraestructuras en Barcelona que en Madrid. Pero también es distinta la manera de actuar de sus respectivos ayuntamientos o gobiernos autonómicos. Muchas difererencias para problemas, sin embargo, muy similares. En el ojo del huracán la Ministra de Fomento Magdalena Álvarez.
Menuda racha la de ésta mujer, firme y serena, que contra lo que muchos afirman acostumbra a dar la cara y a ser tremendamente clara en sus exposiciones públicas. No se corta: “Cataluña sufre las inconveniencias de ser la comunidad donde más se invierte del Estado”. Y no le falta razón. Números cantan. Cataluña es la Comunidad donde más inversión del Gobierno Central se ha ejecutado y por ello figura primera en el presupuesto del Ministerio para 2007. El que algo quiere, algo le cuesta, ha venido a decir la Ministra, que meses atrás ha sufrido por contra el envite de Esperanza Aguirre y Ruíz Gallardón, afirmando que en Madrid su Ministerio no invierte en infraestructuras nuevas un solo euro. “Ni tanto ni tan calvo”, aunque encontrar el “justo medio”, cuando los problemas afectan directamente a los ciudadanos de a pie por cortes y retrasos en cercanías, aglomeraciones en las carreteras que obligan a levantar peajes o apagones eléctricos de tres días, la situación se antoja de muy dificil explicación, si además le sumamos los problemas de El Prat y los mezclamos debidamente en la coctelera, basta agitarlos para provocar una más que “aparente” situación de caos.
La “paciencia” solicitada por la Ministra es una virtud loable, pero de dificil puesta en común cuando los afectados son miles cada día y obliga a que Magdalena Álvarez tenga que acudir al Parlamento el próximo martes con objeto de intentar justificar todos y cada uno de los incidentes producidos y en algún caso aún por resolver de forma definitiva. Cierto que si ya conté aquí que me pareció atrevida la afirmación del Vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, cuando afirmó que en Madrid estamos preparados para afrontar una situación como la del apagón catalán debido a la inversión realizada y que además es muy dificil que se produzca, en ese mismo momento recapacité en como se gastan los dineros en ambas ciudades, en ambas comunidades.
Quizá en Cataluña se pierde demasiado tiempo en la discusión del punto 3 apartado 7 del Estatut y se invierte mucho dinero en servicios como los Mosos de Esquadra, su policía autonómica, o en potenciar toda una suerte de signos identitarios que provocan un retraimiento en la inversión que Madrid destina, por ejemplo, a ejecutar kilómetros de metro o de tren ligero. No es una crítica antinacionalista ojo, es una mera observación objetiva de la realidad presupuestaria. Si bien es cierto que Barcelona llevó a cabo una transformación radical en el 92, coincidiendo con la organización de los JJOO y de manera brillante ya han pasado 15 años y las rentas, de no invertirse en los “productos” más adecuados, acaban por agotarse.
Cargar todas las tintas de los males catalanes a Fomento es tan injusto como aseverar que en Madrid el gobierno central no invierte un solo euro. Por cierto, ¿y que opinan a todo esto Montilla o Clos?. Rodriguez Zapatero se ha comprometido a que el AVE haga historia el 21 de Diciembre de 2007 haciendo escala en Barcelona por primera vez. Ojalá con ello terminen muchos de los problemas colaterales que por las obras de la estación de Sants ahora afectan a las cercanías de Renfe. De paso, tampoco estaría mal acelerar el final de las obras del tunel de la estación de la Puerta del Sol de Madrid, que acabará pasando a la historia como el túnel del Escorial, por la eterna duración de sus obras.