Archive for septiembre 2011

Sinacio, veinte años “sólo”

El pasado 30 de septiembre Sinacio, uno de los mejores monologuistas de nuestro país “y del mundo entero”, como él mismo dice, celebró en la sala Galileo Galilei, en plena capital de España, su vigésimo aniversario sobre las tablas.

Y lo hizo con todos sus amigos apoyándole en un espectáculo en el que unió alguno de sus históricos monólogos -nunca olvidaremos las toallas gordas, gordas, gordas- con un nuevo repertorio lleno de actualidad, simpatía, ironía y mucho humor.

Sinació, que llegó al mundo del humor por pura casualidad, contó en el espectáculo como “pasando un día, hace ya muchos años -más de 20- por la puerta del Galileo, vi que actuaba otro grande de la magia, Juan Tamariz. Siempre pienso -aseguraba Sinacio- que si Juan no hubiera actuado aquel día en Galileo, igual no hubiera estado esta noche aquí”.

En Galileo estuvieron muchos de sus amigos y también caras conocidas. Entre ellos Pepe Domingo Castaño y Jorge Armenteros –conductores junto a Paco González del programa “Tiempo de Juego” en la Cadena Cope, el ex entrenador del Real Madrid, Bernardo Schuster, el gran Juan Antonio Corbalán, el ex balomanista, Lorenzo Rico y periodistas como Constantino Mediavilla, presidente de los grupos Madridiario y Diariocritico, Manolo Elvira, director de Casa Club, en Canal +, o Guillermo Salmerón, director del programa Bajo Par en Radio Marca entre otros muchos.

A las 10 en punto de la noche, con más de 500 entusiastas que llenaban la sala comenzó Sinacio su monologo titulado “Solólogos” en donde repasó, entre otros temas, la vida en pareja -con múltiples referencias a su mujer María, con la que lleva 10 años casados y que también cumplía aniversario ese mismo día- la historia, los viajes, el fútbol y la vida en solitario.

Junto a él actuó como invitado especial el también monologuista Sergio Olalla con el que hizo un homenaje a “dos de sus maestros”, Faemino y Cansado. También organizó una curiosa experiencia en la que el público, a través de unos globos con papeles escritos en su interior, le pedían monólogos sobre cualquier tipo de tema ante el reto de Sinacio de improvisar unos minutos de monólogo sobre cualquier tema, superando con éxito el reto.

En definitiva, una noche mágica, llena de buen humor y para Sinacio con 20 años de risas, alegrías y seguro, también alguna tristeza en el camino, desde la primera noche que piso un escenario gracias al gran Juan Tamariz.