El Ministro de la Huelga General

El nuevo ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, se dejó ver en la manifestación de la huelga general contra la reforma laboral del pasado 29 de septiembre. Desde este miércoles, D. Valeriano gestionará la cartera que hasta ahora ostentaba Celestino Corbacho. La fotografía de nuestro compañero de Madridiario Juan Luis Jaén ya está dando la vuelta a España a través de los medios de comunicación y no es para menos. El documento es un ‘scoop’ digno de quien mira más allá del visor de la cámara. ¡Felicidades, Juanlu!

Qué razón tenía Rodríguez Zapatero cuando dijo después de la huelga general que era el momento de aproximarse más a los sindicatos. Nadie mejor así para el Ministerio de Trabajo que el Ministro de la Huelga General, que estuvo allí de ‘cuerpo presente’, entre UGT y CCOO, como se aprecia en la magnífica foto de Madridiario, intuimos que sin sospechar aún que sería el sucesor, ¿o quizá si? Solo él nos sacará de dudas. Valeriano Gómez se reunirá de inmediato, en cuanto tome posesión, con los agentes sociales con los que compartió manifestación e intentará que las aguas del ya escenificado descontento sindical vuelvan a su cauce.

La alargada figura del ganador de la remodelación Alfredo Pérez Rubalcaba se nota incluso en estos pequeños detalles, que podrían pasar desapercibidos para el gran público, pero son de ‘puntada con hilo’. Como el premio a Trinidad Jiménez, ‘in aeternum’ candidata a la cartera de Exteriores, y hoy ya Ministra del Mundo. Curioso además constatar que es la única figura en el Gobierno de la etapa del clan de cafés y copas previas a la eclosión de Zapatero en la primarias. El resto de caras nuevas son en realidad caras de la época González, casi todas, con el guiño a la incombustible Rosa Aguilar, Ministra de los ‘Medios’, cartera vital por cierto en nuestro país.

Leire Pajín asalta el hueco sanitario que deja Trini y De la Vega dice adiós con destino seguramente a algún alto cargo de Cooperación Internacional, su gran pasión. Adiós también de las grandes apuestas jóvenes de Zapatero, Aído y Corredor. Vivienda e Igualdad pasan a diluirse en otros ministerios para ahorrar en gasto, aunque, Zapatero ‘dixit’, “reduciendo ministerios no se reducen gastos”, aunque suponemos que sí energías. Si embargo, la pregunta es si este Gobierno, que venía muy tocado, ganará en eficacia con la reestructuración.

Pero en fin, esta columna se fijaba de inicio en el nuevo Ministro de Trabajo y con él cerramos. Zapatero es un ‘crack’: nombra ministro de Trabajo a un socialista de UGT que le hizo la huelga general, diciéndole “Así NO”. Y lo adorna: dijo que haría un cambio ministerial, el del ministro Corbacho, que se va a Cataluña para intentar ayudar en el posible desaguisado electoral y al final mueve una decena de piezas.

Insisto, no es improvisación, es pura estrategia, y ahora, con la ayuda del vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, las mejores páginas de ‘El Príncipe’ de Maquiavelo se van a quedar en cuentos infantiles. ¡Y si no, al tiempo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *