Madrid respuesta sobresaliente.

No es novedad que Madrid responda de forma sobresaliente ante situaciones límite, pero no por ello debe dejar de ser noticia.Ciertamente hasta la aparición física del cadaver de Carlos Alonso Palate y a la espera de poder dar con el de Diego Armando Estacio, muchos ciudadanos hemos tenido la sensación de que lo importante era saber si el llamado “proceso de paz” estaba roto o podría seguir su curso como se apresuró a pedir el “inefable” Otegui. Craso error de los medios de comunicación. También nos equivocamos al colocar el foco.
El toque de atención lo puso muy a primera hora de la mañana del día 30, Cristina Expósito, redactora de Madridiario.es presente en Barajas. Empezó a contarnos en directo las vicisitudes de los familiares de Diego Armando Estacio, con su novia a la cabeza, para comunicar a la policia que su novio estaba durmiendo en su coche en el módulo D. Reparamos entonces que la tragedia mortal parecía consumada. Una hora después el Ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba confirmaba la desaparición de Diego y anunciaba la de Carlos. Dos ecuatorianos residentes en España habían sido las primeras víctimas mortales de ETA tras tres años y medio sin muertos.
Para entonces el foco de la noticia se había politizado de manera absoluta, pese a que el escenario de la tragedia era espeluznante y ya sabíamos que había costado vidas humanas. además milagrosamente no se produjeron más víctimas mortales.
Todos hemos aprendido lo que son 40 mil toneladas de escombros desplomados sobre sí mismos con más de dos centenares de coches de por medio. También hemos aprendido que Rodriguez Zapatero se equivocó en sus augurios del nuevo año – y bien que lo sentimos- no tanto por él, cuanto por todos los ciudadanos de bien que albergaron su misma esperanza. Y ahora sabemos también que en situaciones de crisis como ésta, el Presidente nunca debió volver a Doñana para continuar sus vacaciones.
Por contra, bomberos, samur, policia, equipos de limpieza y los políticos madrileños han vuelto a estar a la altura. Gallardón, Aguirre, Cobo, Prada, Calvo, Gonzalez y la Gonzalez municipal de nombre Paz, movilizaron las urgencias y las emergencias de inmediato y situándose a pie de obra desde el minuto uno. Madrid, sus servicios públicos y sus gobernantes – hay que decirlo aunque moleste- volvieron a responder ante un brutal atentado con toda la eficacia que estos cuerpos de élite saben manejar. Ese buen oficio merece titular como sobresaliente la respuesta de Madrid y los madrileños. Pasen y vean…

Un comentario

  1. Hay q decirlo aunque moleste. Bien por los servicios publicos de Madrid y por su alcalde gallardon q ha sabido estar a la altura. Pesame por los muertos. Y ojo manifestacion multitudinaria ya en madrid. El dia 13 todos a la calle. Pasalo

Responder a Roberto Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.