Madrid salva los muebles

¡Ojo al dato señores!
Si “Madrid no es de derechas” como sostiene el catedrático José Luis Arceo, lo disimula muy bien.
Elección tras elección, aún en ésta última, donde el PP gana en votos y escaños respecto del PSOE, Madrid sigue escorada a la derecha. La batalla por Madrid en cifras la ha ganado el PP con Mariano Rajoy a la cabeza, pero la Guerra, ésta la ha ganado el PSOE con Zapatero en el puente de mando. Nace así una “victoria agridulce” del PSOE y una “derrota dulce” en el presente y seguro que amarga en el futuro si se valora que Rajoy ya ha perdido dos elecciones y no parece que esté en las mejores condiciones para repetir candidatura en 2012. En el PP de Madrid no se respiró aliviado hasta bien entrada la noche. Los sondeos no les eran propicios inicialmente y sabían que perder Madrid supondría al equipo de la Presidenta Regional, Esperanza Aguirre, abrir un periodo de reflexión que volvería a situar en primer plano la no presencia de Ruiz Gallardón en las listas. En la sede del PSM pintaba menos claro desde el minuto uno el “sorpaso” entendido como superar en votos y escaños la PP. Además estaba y está Rosa Diez que ha conseguido su acta de diputada por Madrid a golpe de pedal, lo que tiene gran mérito .
El secretario general de los socialistas madrileños Tomás Gómez no ha sido capaz de producir el acercamiento electoral tras el mazazo de las pasadas elecciones municipales y autonómicas, cierto que el tiempo ha sido muy pequeño, pero en ese mismo espacio y aún con el desgaste propio del ejercicio del poder el PP ha ganado un escaño. No obstante imponiéndose una autocrítica en la izquierda se impone al tiempo un periodo de reflexión en el PP madrileño. Los muebles madrileños se han salvado pero los de España se han perdido en el naufragio. Como colofón simplista de ésta noche, se puede ganar Madrid sin Gallardón y “la niña de Rajoy” acaso sea madrileña, pero España estará gobernada cuatro año más por los socialistas que han obtenido votos y escaños suficientes para continuar en el poder. “Alea jacta est”, la suerte está echada. Pasen y vean…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *