Sergio Garcia ganará un “major” ya.

Aviso a navegantes. Sergio García ganará este año su primer grande. Luego no vengan diciendo que no lo adelantamos en Elperiodigolf.
Será además el que impida a WOODS hacerse con el Grand Slam tras derrotarle en uno de los cuatro grandes. Y si de callar bocas y rizar rizos se trata, le aconsejo que elija el Open Británico, su ‘major’ favorito. Siempre ha dicho que le gustaría poder ganar algún día cualquiera de los cuatro “pero si me dieran la posibilidad de elegir uno me gustaría que fuese el grande europeo”. Pues amigo olvídate del “tripateo”, no existe el territorio tres putt para ti. Sigue con los dos putt en tu bolsa en detrimento del hierro 3, como nos contaba recientemente el compañero Tony Tomás cuando el español fraguó su victoria (3 y 2) con el ‘putt’ corto ‘Rosa de Mónaco’ de Taylor Made en los ‘greens’ de los hoyos 1 al 14, en donde firmó sus primeros cinco ‘birdies’ y en los hoyos 15 y 16, eventualmente el castellonense echó mano del ‘Belly putter’ (palo más largo y que alcanza el abdomen) para despachar al australiano en la primera ronda. O bien porque tu propia presión psicológica se relaja y enchufas como “dios manda“. Con la decisión de aquél que siendo del levante español sabe que “no puede permitir que se le pase el arroz”.
Sergio García es uno de los jugadores profesionales con mejores resultados en la última década pero le falta la guinda del pastel, un grande. El castellonense espera que esto cambie desde los 19 años, cuando “El Niño” apuntaba maneras de dar la réplica a Tiger Woods en el futuro. Su palmarés tampoco es precisamente pobre, siempre ha estado entre los 15 mejores del mundo, temporada tras temporada.
Cierto que Sergio García no guarda un buen recuerdo de Carnoustie. En 1999 el jugador castellonense estaba en sus comienzos en el campo profesional cuando se presentó en el campo escocés y firmó dos tarjetas de 89 y 83 golpes que le relegaron al último puesto del torneo, ocho años después en el último Open Británico se quedó a tan solo un putt de la victoria. Y ojo a este dato, contra lo que todos pensamos y pese a que el putt no le dio la victoria, el Drive en aquél torneo -donde tuvo más cerca que nunca ganar un “major” – tampoco le dio precisamente la gloria. Parece pues muy simplista decir que todos los males de Sergio se centran en el putt, aunque sea ése su auténtico talón de Aquiles.
Un simple dato, García 117 putts totales y el campeón Woods 120, en el Open Británico. No parece que el único problema haya estado ahí, que también.
La “presión psicológica” que no ha sido capaz de quitarse ya con 28 años le está jugando malas pasadas. Recordemos que Phill Mickelson ganó tarde su primer grande y ahí está, arriba. Este será el año de Sergio Garcia y apostamos por él, teniendo claro que nunca llegará a ser Tiger Woods pero es muy bueno, uno de los mejores del mundo sin duda, y llegará ese grande, y después del primero, unos cuantos más…cuestión de tiempo y de fortaleza mental. Sergio en estado puro, pasen y vean

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *