Silvia Saavedra: “Es una ordenanza equilibrada que recoge todas las posturas y que escucha a todos los actores políticos”

El espacio radiofónico en Onda Madrid, dirigido por Constantino Mediavilla y Nieves Herrero en el programa Madrid Directo, ha recibido en la tarde del lunes a Nacho Murgui, concejal de Más Madrid, portavoz de la comisión de Vicealcaldía y concejal del distrito de Retiro y Silvia Saavedra, delegada del Área de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana y Tercera Teniente de alcalde.

La primera pregunta planteada a los invitados ha sido por Fitur y si es un espejismo o una realidad, la recuperación del turismo en Madrid.

Silvia Saavedra se declara totalmente optimista en este sentido y aboga por transmitir ese optimismo desde la política y desde las administraciones. Nacho Murgui, también es optimista, piensa que Madrid es un buen lugar para el turismo y tiene que hacerse bien para que conviva con los otros usos que tiene la ciudad, tener entornos que sean atractores turísticos con una oferta cultural importante.

“Mucho haría el Ayuntamiento de Madrid protegiendo por ejemplo El Paisaje de la Luz de tentativas de cargárselo con macroparkings y proyectos descabellados que ponen en cuestión este avance”, ha señalado el concejal de Más Madrid, por considerarlos una amenaza para ese Paisaje de la Luz.

Silvia Saavedra, ha recordado que Madrid ha sido reconocido Patrimonio de la UNESCO por El Paisaje de la Luz, fruto de un trabajo de todas las administraciones juntas, se inició con Ana Botella, continuo con Manuela Carmena y ha culminado con el mandato de José Luis Martínez-Almeida.

En cuanto al tema de los macroparkings de la Castellana, la delegada ha querido aclarar que son de iniciativa privada, se van a hacer alegaciones por parte del Ayuntamiento de Madrid y se van a estudiar. Hay problemas de aparcamiento de los residentes de la zona.

“Cuando tengamos criterios objetivos y técnicos señalaremos la postura oficial del Ayuntamiento que será la que favorezca al entorno urbano y a los ciudadanos”, ha señalado Saavedra.

Las terrazas de Madrid estarán condicionadas por las zonas saturadas

Presumiblemente mañana martes la modificación de ordenanza de terrazas verá la luz en el pleno del Ayuntamiento. La coordinadora de Ciudadanos en Madrid y vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, ha vaticinado este lunes que mañana será un “día de celebración” si, tal y como todo apunta, se aprueba en el Pleno municipal.

Para Silvia Saavedra ha explicado que una de las medidas más novedosas es el concepto de “zonas saturadas”, la administración puede declarar zonas con alta ocupación de terrazas que unen otros requisitos como que tienen un alto transito peatonal, que están por ejemplo a pocos metros de un centro de mayores, de un hospital o que hay cuestiones medioambientales y así poder adoptar por parte de los distritos una batería de medidas. Entre ellas, reducir el horario de funcionamiento o reducir los elementos limitables de las terrazas. Es decir, va a permitir actuar con mayor rapidez ante el problema. Otra de las medidas importantes a destacar en la Ordenanza es la de Infracciones y Sanciones. Si un hostelero no cumple de manera reiterada las normas y comete infracciones graves o muy graves, se le va a poder quitar el permiso y no va a poder solicitar autorización de terraza en el plazo de un año. Otra de las modificaciones afecta a las terrazas de banda de estacionamiento que se quedaran dos años más hasta 2023 y a los horarios de cierre.

“Es una ordenanza equilibrada que recoge todas las posturas y que escucha a todos los actores políticos”, ha explicado la delegada de Coordinación Territorial.

Para Nacho Murgui, esta ordenanza no es fruto del consenso y que varios grupos que representan a muchos ciudadanos no están de acuerdo y se van a oponer y añade que también habrá una respuesta social y vecinal. Porque deja la oportunidad de resolver un espacio publico de calidad, de garantizar la accesibilidad y el descanso vecinal.

“Una ordenanza debe tener una vocación de consenso para tener calado, con vocación de continuidad y de perdurabilidad en el tiempo”, ha señalado el concejal de Más Madrid, que ha añadido que su grupo Más Madrid ha trabajado sobre la ordenanza y han presentado 55 alegaciones, es decir, la mitad del articulado y solo les han aceptado dos. Nacho Murgui ha recalcado que lo que no se puede hacer es aprovechar la buena voluntad de los madrileños que aceptaron una medida excepcional por la pandemia y ahora darles la espalda a todos esos vecinos que necesitan una solución.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.