Ojalá mande lo social en campaña

¡Me temo lo peor! Que la campaña de las próximas elecciones autonómicas y municipales la marque el urbanismo especulativo. !Que horror¡. Seis meses de dimes y diretes, encausados, condenados y debates políticos del y tú más… Pero a tiempo de evitarlo, si fuera menester, no estaría mal que asistieramos a una campaña donde mandara lo Social por encima de otros atributos. Sí, no es tarea fácil, pero a veces la realidad exige que pidamos lo imposible, como en aquél Mayo del 68.
Que los mayores de nuestra comunidad vayan al cine por un euro, una vez por semana es noticia buena y válida que casi pasa desapercibida en la vorágine infernal del día a día. En España se envejece bien, pero debemos aprender a hacerlo con más calidad. El objetivo social más importante del futuro no será vivir más -que también- sino conseguir una longevidad de calidad.
Y poder adoptar con menos trabas burocráticas. En Madrid, las niñas chinas siguen copando el número 1 en adopciones, más del 50% del total, pero el proceso sigue siendo largo y tortuoso. Además cada día un niño sufre malos tratos y mientras los varones son los destinatarios de las palizas, las pequeñas reciben el 71 por ciento de las agresiones sexuales cometidas en la región. Y que decir del acoso escolar y en definitiva de lo social. Veremos que partido político es capaz de centrar ahí su apuesta de futuro, a corto y a medio plazo.
Beatriz Elorriaga lo tiene claro y pelea para que su partido asuma esta filosofía, nos lo contó en un minuto en el Circulo, pasen y vean…

Un comentario

  1. Pues efectivamente, yo también creo que debiera primar lo social, porque, sinvergüenzas hay en todos los partidos y en todas las épocas, especualadores también y si nos dejamos (los votantes) nos van a masacrar con todo esto los unos y los otros, dependiendo desde donde hablen. Los problemas sociales son bastantes gordos(,malos tratos, adopciones, mucho niño por medio), pero la recompensa es genial. Ver una sonrisa de un niño o de una persona mayor bien cuidada y pudiendo, por ejemplo, ir al cine con sus amigos por 1 euros, creo que es genial. Intentemos entre todos cambiar el ritmo político.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *