La curva de la patrona

Festivo y atípico día de la patrona en Madrid. De esta pandemia no se libra ni la Virgen. La Virgen de la Almudena. Ni la presidenta Ayuso en cuarentena preventiva por proximidad a un contacto positivo. Sin Misa en la Plaza Mayor trasladada a la Catedral, hoy las peticiones se multiplican. La Almudena no da abasto. Fieles e infieles la miran en la distancia de ese patio de la Catedral.

Hosteleros al borde de la quiebra pese a que Madrid para ellos aún es zona menos hostil que en otras comunidades autónomas. La cultura llora su ruina en  calles, cines y teatros. ¡Y en las escuelas de arte¡ El personal sanitario implora orden y refuerzos en esta segunda ola que nos invade. ¡Y rastreadores¡ Los taxistas quieren trabajar  un día y librar otro para evitar la ruina. Los VTC prefieren seguir como están. El IVA de las mascarillas sigue sin bajar. Los ciudadanos nos despertamos a diario consultando si nuestra zona de confort está confinada perimetralmente. Y la Patrona, impotente, en busca del milagro en forma de vacuna que es  hoy, sin duda alguna, la petición mas popular.

Al no poder procesionar en su día dadas las medidas de distanciamiento anticovid y que el confinamiento -por días- concluye esta noche en Madrid, hasta la Patrona llegarán para apoyarle ante tanta petición, desde San IsidroLa Paloma, que tienen por  cierto  mayor predicamento que la Almudena y aquí ya no sobra nadie arrimando el hombro para doblegar la dichosa curva. Porque de esta pandemia ya no se libra ni la Virgen. La Virgen de la Almudena…

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.