Obras veraniegas

“Si me gustará Madrid en Agosto que disfruto hasta de sus obras”. La frase, atribuida a un apasionado vecino de la capital que siempre pasa el mes de vacaciones por antonomasia en su ciudad puede parecer exagerada, pero no es menos cierto que se aprovecha el evidente descenso de actividad para lavar la cara a los pavimentos más necesitados, a las calles más transitadas y este año incluso a sitios tan emblemáticos como los primeros kilómetros de la A-5, Serrano o Santa María de la Cabeza. La Gran Vía, que goza de buena salud tras la última remodelación, se libra en Agosto, pero no se escapara a una revisión en 2009.
Pero con todo, es muy positivo que una Concejala de Obras del Ayuntamiento de Madrid (ahora Delegada) capaz de hablar con el mismo apasionamiento de las grandes actuaciones que de las pequeñas, se ocupe de tener todo apunto para la vuelta en Septiembre. Es el caso de Paz González a quién hemos acercado nuestra mini cámara del Blog. Y es que la tradicional “operación asfalto” siempre ha sido considerada la hermana pobre de las obras capitalinas, pero para los vecinos afectados, saber que su calle se va a remodelar, adecentar, pavimentar es la mejor noticia. Es obra de a pie, pero cercana, menor sí, pero tan importante –por lo cotidiano- como la más vendida en prensa, radio y TV, y naturalmente en la RED.
Es ahora, cuando los madrileños que estamos pateando el centro canicular vemos más terrazas abiertas, y más carteles de cerrado por vacaciones. Más puestos de helados y menos prisas. Pero siempre, cada año, nos llama la atención como las obras no paran. Descubrir que alguna concluye es incluso elemento de una satisfacción interna tras muchos meses de vallados que apenas nos dejaban intuir la actividad, de no ser por el dichoso ruido. En época de “crisis ladrillera”, que importante es que no pare la obra pública”, que siga o se potencie. Como diría el castizo vecino del inicio de nuestra historia: “ahora hasta me alegro de ver operarios, grúas, apisonadoras….”Entretanto, algunos veteranos recordamos aún la frase del Marqués de la Valdavia: “Madrid, en verano y con dinero, Baden-Baden”. Y es que es en Agosto, con la ciudad más vacía – de coches, que no de gentes- es cuando supuestamente se hace realidad la comparación entre la vida en nuestra atestada ciudad y en el idílico balneario de la Selva Negra. ¿O quizá no sea para tanto? Lo cierto es que Paz González nos recibió en su despacho y nos mostró sus obras veraniegas…Pasen y vean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *