Las elecciones municipales y los logros de Valdemoro y Las Rozas marcaron el debate político

La tertulia política Com.Permiso, dirigida por el presidente de Madridiario, Constantino Mediavilla, en Madrid Directo, programa de Nieves Herrero en Onda Madrid, volvió este miércoles con un duelo de alcaldes. Esta vez, y a un día de que empezara la campaña electoral para las próximas elecciones locales, autonómicas y europeas del día 26 de mayo, pasaron por el micrófono de Onda Madrid los alcaldes de Valdemoro y Las Rozas, Serafín Faraldos y José de la Uz, respectivamente. Ambos mandatarios hablaron sobre las propuestas y medidas que tienen en los programas electorales de las formaciones políticas con las que concurren a las elecciones.

En el último programa de Com.Permiso dedicado a los alcaldes de los municipios madrileños debido al inicio de campaña para las próximas elecciones municipales, autonómicas y europeas del próximo 26 de mayo, los invitados fueron el alcalde de Valdemoro, Serafín Faraldos, y el dirigente de Las Rozas, José de la Uz. Ambos trasladaron al terreno municipal y autonómico los resultados de las pasadas elecciones generales del 28 de abril.

En este punto, el alcalde de Valdemoro recordó al dirigente popular de Las Rozas que, en la Comunidad de Madrid, ganó las elecciones el partido socialista. Sin embargo, para de la Uz, su partido ha puesto el cronómetro a cero después de “un mal resultado” en las generales que, según el alcalde, se debió a la fragmentación de la derecha. Por ello, aseguró que las elecciones municipales y autonómicas serán “diferentes, con otra clave” de resultados.

Serafín, sin embargo, destacó que los resultados de las elecciones generales en Valdemoro dieron “una subida espectacular” al PSOE y que, aunque no estén en primera fuerza, “eso significa que estamos muy fuertes”. Por ello, afronta “unas municipales con unas garantías de partido” donde la gente, según ambos alcaldes, “vota a la persona que le da soluciones a su día a día”.

En este término, el alcalde de Las Rozas valoró positivamente sus años de gestión en el municipio destacando los resultados de una encuesta que han elaborado en Las Rozas para conocer el grado de satisfacción de los vecinos. “El 93% de los vecinos dicen que está muy bien Las Rozas”, los cuales destacaron como primer problema de la ciudad “la infraestructura de movilidad del municipio”. Con el respaldo de estos datos, de la Uz pidió no frenar aquello que va bien.

Por su lado, el alcalde de Valdemoro augura un “futuro esperanzador” tras haber conseguido que Valdemoro sea ciudad universitaria con la firma de un contrato con la Universidad Complutense de instalar un campus en Valdemoro. Además, ante las preguntas que algunos usuarios de Twitter lanzaron al alcalde sobre la situación de asfaltado del municipio, este destacó que “no hay operación de asfalto desde 2007” y que los “presupuestos están prorrogados desde 2014”, respondió Faraldos.

Es bueno que España tenga peso en las instituciones internacionales

Durante la emisión de Com.Permiso, Nieves Herrero anunció la noticia de que Nadia Calviño, actual ministra de Economía y Empresa en funciones, será la nueva presidenta del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo. Ante la última hora, ambos alcaldes “es una buena noticia” que España tenga peso en las instituciones internacionales y, el dirigente de Las Rozas manifestó que “hay cuestiones de Estado que van por encima de las siglas de los partidos”. Para Faraldos, el nuevo puesto de Calviño “hace ganar el peso de Europa por parte del Gobierno Central” y afirmó que Calviño, quien mantendrá, previsiblemente, su cartera de Ministra, ha ejercido su cargo de manera “ejemplar” a la que “ninguna de las tres derechas ha podido poner en cuestión su trabajo”.

Otra de las noticias del día fue que Miquel Iceta, el primer secretario del Partido de los Socialistas de Cataluña, será el nuevo presidente del Senado. De esta forma, sustituirá al popular Pío García Escudero tras haber ganado, el partido socialista, la mayoría absoluta de la cámara de representación territorial. Mientras que para el alcalde de Valdemoro es una buena noticia, el dirigente de Las Rozas manifestó que le parece “preocupante” que Iceta sea el nuevo presidente de una Cámara “debido a su posición sobre Cataluña”. “Solo espero que las fuerzas constitucionales hagan un frente y que haya pactos de Estado”, concluyó de la Uz.

175 aniversario de la Guardia Civil

Con motivo de la celebración del 175 aniversario de la Guardia Civil el próximo 13 de mayo, el alcalde de Las Rozas anunció que es hora de establecer en Las Rozas una calle o avenida dedicada a esta institución ya que, en Las Rozas, se encuentra uno de los cuarteles más importantes de España. Por su lado, el alcalde de Valdemoro invitó a todos los ciudadanos a participar en el desfile militar e izado de bandera que llevarán a cabo el próximo 16 de mayo para rendir homenaje, en el antiguo colegio de guardias civiles del municipio.

Ayuso: “Hablar de empleo basura es ofensivo para el que está deseando tener uno”

“Mujer, joven y desconocida”. Así se presenta Isabel Díaz Ayuso (Madrid, 1978) cuando agradece a su jefe, Pablo Casado, que la eligiera como candidata del PP a la Comunidad de Madrid. A quien quería su puesto -Ángel Garrido-, la diputada popular le reconoce su labor durante la “transición” entre el Gobierno de Cifuentes y las elecciones del 26 de mayo, pero se considera mejor cabeza de lista para el PP. “El tiempo le ha dado la razón a Casado”, presume en su entrevista en la redacción de Madridiario. Allí visitó la Terraza de Gran Vía de su presidente editor, Constantino Mediavilla, a quien le confesó no tener tiempo para leer. La campaña electoral que para ella comenzó “en enero”, cuando fue nombrada, la mantiene demasiado ocupada pero su esfuerzo, dice, parece estar dando sus frutos. “Tenemos un partido cada vez más fuerte después del shock de las generales”, afirma.

Para seguir ganando adeptos, la candidata popular promete bajar impuestos, concertar escuelas y crear vivienda para los jóvenes de las clases medias que ella sitúa en una renta máxima de 60.000 euros anuales por persona. Pese a saberse polémica, sigue defendiendo que el concebido no nacido cuente como parte de la familia numerosa. Además, asegura que prefiere crear trabajo precario a no crearlo: “Yo prefiero un empleo a que no haya empleo. Hablar de empleo basura me parece que es ofensivo para el que está deseando tener ese empleo basura”, opinó.

Isabel Díaz Ayuso es usuaria del Metro de Madrid. (Chema Barroso)

Viene de presentar su propuesta de ampliación de líneas de Metro y ha llegado la redacción de Madridiario en transporte público. Precisamente, sus declaraciones sobre los atascos de Madrid o la inclusión del concebido no nacido como miembro de una familia numerosa han sido especialmente polémicas. ¿Son declaraciones sacadas de contexto, fueron fruto de un error o mantiene, por ejemplo, esta última como medida de su programa electoral?

En primer lugar, creo que el escrutinio mediático al que a mí se me está sometiendo durante esta campaña no se le está haciendo al resto de candidatos. Los otros candidatos están diciendo contradicciones, proponiendo cosas que ya están en marcha y aseverando que harán cosas que ya existen, pero no pasa nada. En esos desayunos informativos donde he hablado del aeropuerto, de Castellana Norte, del empleo, del transporte, de los mayores, de la salud… nada de eso importó. Solo importó interpretar o entender que yo he dicho una cosa que podía ser un error y, mágicamente, se distribuye por los medios como si hubiera anunciado la muerte o el asesinato de una persona.

“Sigo pensando que el concebido no nacido debería contar como unidad familiar”

Con respecto a los atascos, el otro día un señor, en una carta a un medio, lo explicó muy bien: “Un atasco en Madrid a las 10 de la mañana es un infierno. Un atasco un sábado a las 3 de la mañana es poesía”. Y cualquiera que conozca Madrid sabe a lo que me refiero: me refiero a que el Ayuntamiento de Madrid, con Podemos y con Carmena, está matando el ocio nocturno y el Distrito Centro, tan vital para la ciudad.

Con respecto a los concebidos no nacidos sigo pensando y defendiendo que ya pueden y deberían contar como unidad familiar, como ocurre en otras comunidades autónomas. Creo que es de especial sensibilidad para aquellas personas que se lanzan a tener un tercer hijo que las administraciones estén a su lado y las acompañen. Yo no tengo ninguna prisa ni ninguna necesidad de que la Administración, que para otras cosas es generosa, tenga rápida necesidad de decirle a un padre que ha perdido a su bebé que le devuelva absolutamente nada.

No quise ahondar más en el detalle. Podría haber mentido, como hacen otros candidatos cuando se equivocan. Opté por ser sincera y parece que la sinceridad no se lleva en política. También podía haber dicho simplemente: ‘Lo valorará mi equipo’. Porque las respuestas técnicas a un programa electoral y a un Gobierno las da el equipo, no las da el dirigente. Yo no estoy ahí para calcular la letra pequeña de las cosas. Yo estoy para decir: ‘Apuesto por las familias numerosas y por las madres que van a tener un tercer hijo y necesitan ya unificar, unir a sus niños en un mismo colegio, o para una Renta Mínima de Inserción, o para plazas o para lo que sea, se tenga en cuenta que ese bebé está en camino’.

Aclarado esto, precisamente, el martes se rodeó de todo su equipo para presentar el Manifiesto Electoral con las líneas básicas del programa que no mostrarán en su conjunto hasta final de campaña. Ya conocemos su propuesta del plan Vive Madrid o la gratuidad del transporte público para los mayores de 65 años. Díganos alguna más…

“El escrutinio mediático al que me están sometiendo no se lo hacen al resto de candidatos”

Yo voy a tener tres líneas básicas. La primera es ese plan de vivienda para jóvenes de hasta 35 años. Son 25.000 viviendas en 40 municipios y hay una cosa que no estoy contando lo suficiente y que es muy importante y es que es para clases medias. Es decir, para aquellas personas que viven en Madrid y que llevan cotizando tiempo en Madrid. Habrá que llevar un mínimo de 10 años empadronado en la Comunidad. Y no son ni vivienda social ni vivienda de lujo. Es vivienda para las familias de clase media para las que muchas veces no hay atención.

En el caso de los mayores lo que quiero es que, como ya tienen bastantes dificultades y una jubilación complicada que será mucho peor con el Gobierno de Sánchez, yo de esa manera quiero compensarles.

La siguiente medida estrella es la de las rebajas de impuestos, dirigidas a todos los ciudadanos en su conjunto pero que van a ayudar, sobre todo, a que los propietarios de pisos los pongan en alquiler, a aquellas mujeres que se recuperan de una baja maternal y son emprendedoras para ayudarlas con la contratación de más gente y para los jóvenes que están estudiando y trabajando a la vez.

Todo eso ya lo conocemos. ¿No nos va a dar alguna pildorita nueva, ya que este jueves, de madrugada, empieza la campaña?

“Lo más importante es humanizar la comunicación de mis mensajes”

El jueves vamos a estar con CEIM y en el inicio de campaña, para mí lo más importante es humanizar la comunicación de mis mensajes. Por ejemplo, he anunciado prolongaciones de Metro muy importantes para Metro Sur y para descongestionar la red uniendo Plaza Elíptica, Atocha y Conde Casal con un nuevo intercambiador. Se puede contar así o se puede contar diciendo que más de medio millón de madrileños van a ganar 40 minutos más todos los días en movilidad.

Algunas de las medidas anunciadas por usted en precampaña son, en parte, herencia del Gobierno actual. Sin embargo, su equipo insistió en que había mucho de usted en el programa electoral. ¿Qué hay que sea cien por cien suyo, qué ha dicho que quiere que esté sí o sí en su proyecto de “renovación del PP”?

Yo soy una persona que llevo 40 años viviendo en Madrid y ha llegado la hora de, ahora que está en mi mano, pensar un programa para personas que han tenido una vida como la mía. Es decir, familias normales, con vidas normales. ¿Cómo querría yo que la Administración esté conmigo a partir de ahora? Yo miro para adelante y creo que no son tiempos de grandes obras ni de grandes infraestructuras sino tiempo de modernizarlas y mejorarlas.

Isabel Díaz Ayuso tiene un tatuaje en su antebrazo izquierdo. Chema Barroso

Por eso pienso que la digitalización es la clave. Para el mundo rural, que se está viendo cada vez más abandonado, el mundo digital es fundamental y puede dar muchas soluciones para despoblación, para teleasistencia, para que esas personas a partir de los 45 [que son expulsadas del mercado] se reciclen y vayan a crear una empresa o autoemplearse… para todo eso la digitalización es el futuro.

Antes de la marcha de Garrido a Ciudadanos, usted le aprobaba “con nota” por su labor al frente del Ejecutivo en un momento muy delicado, tras la dimisión de Cristina Cifuentes. ¿Cree que se ha sido injusto con él en el PP al no permitirle ser candidato?

Hizo una transición muy buena, como he dicho siempre. Pero eso no cambia las cosas. También sé que él ha sido candidato temporalmente y el PP así se lo hizo saber: ‘Vas a ser candidato hasta que acabe la legislatura’ porque Cristina Cifuentes apoyó que así fuera. Eso no quita, y así se lo explicaron, para que luego fuera candidato.

“Es legítimo permitir que candidatos de otras edades o de otros sexos también tengan oportunidad”

La dirección nacional, del mismo modo que apostó por él, también ha decidido apostar por mí y creo que es legítimo permitir que candidatos de otras edades o de otros sexos también tengan la oportunidad de estar ahí. Son tiempos de pensar lo que es mejor para el partido.

Eso sí, eso no cambia las cosas y creo que hizo una transición complicada y que lo sacó con nota. Eso es digno reconocerlo.

Su elección ha pisado algún callo en el PP. Hay quien considera que se fue injusto con Garrido al no premiarle con la candidatura pese a haberlo hecho “bien”…

(Interrumpe la pregunta): Yo es que creo que ocho meses no te hacen ser dueño de una candidatura. Del mismo modo que se le eligió a él, se puede elegir a otra persona.

… Le iba a preguntar si hay alguien dentro del partido que le haya dicho a la cara que preferían que fuese Garrido y no usted el candidato…

A mí, desde luego, nadie me lo ha dicho. Y lo que ha quedado claro con el tiempo es que yo era mejor candidata para dirigir el PP porque él no estaba cómodo en el PP. Ha dicho que ya hacía muchísimos meses que se sentía despegado del partido, luego el tiempo ha dado la razón a Pablo Casado.

¿Cree que su marcha pudo perjudicar al PP en las elecciones generales? ¿Puede que haya votantes que le apoyaran y les gustara su gestión y se hayan ido a votar a Ciudadanos siguiendo a Garrido?

Las generales son un mundo y la clave autonómica es otra totalmente distinta. Estoy convencida de que nosotros en Madrid vamos a sacar un resultado muchísimo mejor de lo que se tuvo en las generales. Somos el único partido que tiene experiencia, que tiene cargos en todos los ayuntamientos con conocimiento y tenemos fuerza de equipo y gestión y horas de vuelo.

“Nadie del PP me ha dicho que prefiere a Garrido de candidato”

Ha dicho en alguna ocasión que Cs es el peor enemigo del PP…

Sí, también decía Garrido que son “el tonto útil de la izquierda”. Y muchas veces se han dedicado más a ir contra el PP que contra la izquierda. Así se ha demostrado en muchas ocasiones han estado votando juntos.

También han votado presupuestos con ustedes…

Sí, claro. No les queda otra.

Ahora parece que usted y Aguado se lanzan pullas, pero también están queriéndose un poco porque se ven formando Gobierno juntos

Yo no pienso ahora ni en escaños ni en gobiernos ni en pactos. Pienso en mi programa que sé que es el mejor programa y quiero que llegue a toda la sociedad , hacerlo con humildad, escuchando a la gente, buscando soluciones, he estado en todos los rincones de la Comunidad y de Madrid capital. Tengo tanto que hacer que es momento de hablar de mi proyecto.

Usted quiere quitarse ya el lastre de las elecciones generales pero sí quiere contar con Pablo Casado en la campaña. ¿Cómo la va a enfocar? ¿No es un poco difícil librarse de la relación con la dirección nacional del partido?

Yo no estoy haciendo como la izquierda en Madrid, que no está haciendo nada, esperando a ver si pasa el río y le favorece. Yo llevo desde el mes de enero trabajando en mi campaña y no he cambiado un ápice ni mi discurso, ni el camino, ni los mensajes ni la actitud ni el objetivo.

Pero siempre dice que no quiere cometer los mismos errores que se cometieron en las generales. ¿A qué se refiere, concretamente?

A estar hablando todos los días de partidos con los que se supone que luego me tengo que entender. Y sobre todo, dar una batalla fundamental: el socialismo no es bueno para la Comunidad de Madrid. Cuando gobernaron aquí, en 12 años, el PSOE solo creó 12 kilómetros de Metro y se negó a crear Metro Sur, a soterrar la M-30, a crear hospitales, a llevar el bilingüismo a los colegios a permitir que los comerciantes pudieran abrir o cerrar a otras horas sus comercios o que un ciudadano hoy pueda comprar a horas diferentes.

Mi preocupación es que ese socialismo que ha perjudicado tanto a otras comunidades donde ha estado gobernando, como Andalucía, no llegue a Madrid y pare el motor económico. Si yo me dedico a estar enfangada en debates estériles, la izquierda en Madrid empieza a crecer. Yo solo quiero explicar a los madrileños, desde el respeto, por qué es mejor que haya políticas liberales, moderadas y sensatas que políticas de izquierdas.

(VÍDEO ENTREVISTA)

Ha dicho que no quería atacar a las dos formaciones con las que se supone que se tiene que entender. ¿Cree que el entendimiento de las tres derechas…?

(Vuelve a cortar la pregunta) Ciudadanos no es derecha. A Ciudadanos un día se le metió en el centro derecha, coló y para adelante. Eso no es así, nunca lo han sido. Ahora parece que han visto que de esta manera pueden buscar un espacio, pero no son derecha.

…En cualquier caso, ¿el entendimiento de PP, Cs y Vox en Andalucía sería un buen modelo para la Comunidad de Madrid?

Sería mejor el modelo del Partido Popular.

“La inmensa mayoría de los votantes de Vox y Cs eran antes del PP”

Lógico, pero, en el peor de los casos, ¿sería mejor un modelo de PP y Cs sin Vox?

Yo no quiero excluir ni a los votantes de Vox ni a los votantes de Ciudadanos. Para mí son igualmente importantes porque la inmensa mayoría de esos votantes antes eran del PP. Yo siempre digo que quiero ser la casa común y que todos los votantes de centro derecha, todos los que están a la derecha del PSOE, se vean representados con mi proyecto político.

¿Cree que Vox les ha marcado el paso en las campañas obligándoles a debatir sobre aborto, eutanasia, etc.?

Esto ha sido una estrategia perfectamente diseñada desde Moncloa, donde ellos lanzaban globo sonda con propuestas divisorias y, mientras unos se han dedicado a debatir estos temas, el PSOE por otro lado, todos los viernes iba haciendo propuestas faciales con el dinero de todos.

¿Cómo recuperar el voto que se ha ido a Vox y Cs?

No dándoles motivos para que nunca más vuelvan a dejar de votar al PP, siendo regeneración y renovación constante. Es más, la quiero para mí también. Ya he anunciado que no estaría más de ocho años porque creo que el ego en política no es bueno. Los cargos son para dar lo mejor de ti en ese momento y saber dar paso a otras personas.

“Cuando alguien te deja de votar es porque tiene razón”

Luego, también hay que atender a un sector del electorado que se sintió abandonado por el partido. Dejamos de dar muchas batallas, dejamos de escucharles, y, evidentemente, cuando alguien te deja de votar es porque tiene razón. La corrupción nos pasó factura, nos hizo muchísimo daño. Muchas veces no hemos renovado nuestros mensajes, nos hemos separado muchísimo de la sociedad en muchas ocasiones, hemos abandonado muchos terrenos y hemos tenido una actitud de distanciamiento absoluto y encima dejamos de escuchar a un electorado que nos iba avisando con tiempo ‘Esto no me convence, esto me decepciona, esto no me representa’.

Hay que ser consciente de que esto ha sucedido y tomar medidas: enfocar renovaciones -de todas las edades porque yo no solo apelo a la gente joven, sino que tengo conmigo a los mejores gestores y es su experiencia lo que a mí me está dando más fuerza- y escuchar. Preguntar: ¿Por qué me dejaste de votar, qué te ha decepcionado? Y tomar medidas y solucionar las cosas.

Pero un mensaje extremo como el de Vox que, en clave madrileña, por ejemplo, quiere llevar el Orgullo a la Casa de Campo…

A mí esas propuestas no me gustan y demuestran que tienen muy poca gestión. Bueno, nunca han gestionado y tienen pocos equipos y todavía les queda mucho tiempo. Es un proyecto que está muy verde, nunca mejor dicho.

“Admiro la pluralidad que tiene España”

Porque la Casa de Campo, ya no solo porque es un bien patrimonial, es también escenario de las familias, durante el fin de semana, de los que van a hacer deporte, etc. No creo que sea el sitio. Cada fiesta tiene su afán en Madrid, todos cabemos en Madrid y yo no creo que esos sean los problemas que tienen la ciudad ni la comunidad.

Y soy firme defensora de las Autonomías, por eso tengo la coherencia de presentarme por una Autonomía porque la defiendo y la quiero. Gracias a esta autonomía, por ejemplo, en épocas de Zapatero cuando iba quebrando la Economía en España se iba desbocando el paro, nosotros construíamos hospitales, bajamos los impuestos, creábamos empleo…precisamente, porque las autonomías son muchas veces contrapeso.

Y además admiro la pluralidad que tiene España. Los gallegos, andaluces, etc. tienen su propia forma de ser y ellos han de saber gestionar sus propios servicios públicos con sus propios parlamentos autonómicos. Cada autonomía tiene sus temas que le son propios y eso es lo que enriquece también a España.

Acaba de hablar de coherencia… ¿Considera entonces que Rocío Monasterio es incoherente?

Es incoherente querer acabar con una autonomía por la que te presentas.

También ha citado la corrupción… ¿ya se ha superado, ya les ha pasado la factura que se tenía que pasar o aún puede hacerles daño?

Llevamos una legislatura entera donde no ha habido un solo problema de corrupción. Ni un solo caso.

“Es incoherente querer acabar con una autonomía por la que te presentas”

Pero polémicas como la dimisión de Cifuentes sí ha habido…

Polémicas va a haber toda la vida en todas partes. Es imposible que en política no haya polémicas, pero corrupción no ha habido, no hay y el PP ha tomado nota, ha pagado la factura y lo que tenemos que hacer es no volver a relajarnos nunca para que nadie se lucre en nombre de un partido.

Antes de usted vinieron a esta Terraza de Gran Vía los candidatos del PSOE, Ángel Gabilondo; Podemos, Isa Serra; y Más Madrid, Íñigo Errejón. Todos ellos critican, algunos de forma muy específica, la educación concertada. ¿Van a hacer ustedes algo por defenderla?

Si yo gobierno y tengo mayoría suficiente en el Parlamento voy a seguir protegiendo la concertada, voy a seguir concertando colegios, voy a seguir respondiendo a las familias que, son ellas las que nos piden cuándo quieren esos conciertos y ahí estará la Comunidad de Madrid de mi mano para que así sea. Del mismo modo lo pienso hacer con la Educación especial. Yo no le puedo decir a un padre dónde ha de ir su hijo si encima tiene algún tipo de discapacidad. Son los padres los que saben dónde sus hijos crecen mejor. Yo he estado en muchos colegios de Educación especial. Mis adversarios políticos veo que no. Lo desconocen y llega a ofender que tengan tan poca sensibilidad y desconocimiento acerca de lo que supone la Educación especial.

Acaba de hablar de tener mayoría parlamentaria…

(Interrumpe, de nuevo) Claro, porque al final las leyes se llevan al Parlamento y necesito ahí que estén conmigo.

¿Y para la investidura? En el PP siempre han defendido que debe gobernar la lista más votada. ¿Siguen siendo partidarios de ello?

Lo estuvimos durante mucho tiempo, lanzando siempre las manos tendidas a los demás partidos. Nunca nos hicieron ni caso. Está claro que ahora ha llegado un escenario distinto. Desde luego ahora mismo en mi mano no está eso. En mi mano está que la izquierda, si es minoritaria, no gestione los servicios públicos de todos los madrileños.

 

Ayuso, en la TERRAZA DE GRAN VÍA, con Constantino Mediavilla:

“Hablar de empleo basura es ofensivo para el que está deseando tener uno”

La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid presume de tener un “partido cada vez más fuerte después del shock de las generales” y promete bajar impuestos, así como seguir fomentando la libertad de elección de los padres en lo que a colegios concertados se refiere. “A mi gente no se le mete la mano en el bolsillo ni se le dice cómo ha de vivir”, sentenció Isabel Díaz Ayuso en la Terraza de Gran Vía que dirige el presidente editor de Madridiario, Constantino Mediavilla.

“Sé lo que cuesta vivir de alquiler”

La aspirante a mantener la Puerta del Sol pintada de azul, como en los últimos 30 años, considera que la mejor forma de combatir la desigualdad es creando empleo. ¿Mucho y precario o poco y de calidad? “Yo prefiero que un empleo a que no haya empleo. A mí, cuando empiezan a hablar de empleo basura me parece que es ofensivo para el que está deseando tener ese empleo basura que está dando oportunidades para corregir problemas que tenía”, opinó.

Ella misma confesó haberlo vivido como becaria en varios medios de comunicación y empresas, del mismo modo que se identificó con los jóvenes madrileños porque se independizó “muy joven” y ha compartido piso. “Sé lo que cuesta vivir de alquiler en Madrid”, aseguró. Por ello, ha propuesto un plan de creación de 25.000 viviendas para jóvenes de hasta 35 años, que lleven 10 empadronados en Madrid, y que pertenezcan a las clases medias. ¿Su baremo? 60.000 euros por persona.

Carla Santiago: “Todos los gitanos estamos en el paraguas de la discriminación”

La segunda edición de la semana de la tertulia política Com.Permiso tuvo, en la tarde del martes, una estructura diferente. El moderador del espacio radiofónico y presidente de Madridiario, Constantino Mediavilla, entrevistó en profundidad a la candidata número diez de Ciudadanos a la Asamblea de Madrid, Carla Santiago. La primera mujer gitana que se presenta a las elecciones autonómicas de Madrid reivindicó, en Madrid Directo, programas de Nieves Herrero en Onda Madrid, la importancia de que el pueblo gitano esté representado en la vida política porque, entre otras cosas, “las mujeres gitanas somos las grandes invisibles de nuestra sociedad”.

Especialista en mediación social y gestión en conflicto, Carla Santiago es la primera candidata gitana que se presenta a unas elecciones autonómicas en la región de Madrid. En la tertulia de Com.Permiso, Santiago reconoció que, a pesar de que no ha sido un camino fácil para el pueblo gitano ya que “hasta que no se aprueba la Constitución no se nos reconoce españoles de pleno derecho”, las mujeres gitanas han hecho “un recorrido importante” apostando para que la “inclusión social sea efectiva”. Eso, para la candidata número diez de Ciudadanos a la Asamblea de Madrid, ha sido gracias al empoderamiento que han ido obtenido pero que hay que seguir persiguiendo en “los lugares importantes”. “El empoderamiento tiene que ir acompañado de liderazgo y de la toma de decisiones”.

Para Santiago, que lleva desde 1998 defendiendo la Cultura de Paz “con mucha fuerza y valentía” “el camino ha sido un proceso de mediación para acercar a las culturas y dejar de ser los grandes desconocidos” de la sociedad española.

Hija de Guardia Civil, relató que su padre, también gitano, marcó “una revolución” en la época franquista ya que no era habitual encontrarse a “un gitano en el cuerpo” durante la dictadura. “Decidió servir a su patria porque gestó, desde pequeño, el amor por la ciudadanía y el servicio público” contó Santiago al describir a su referente, su padre, como uno de los “grandes mediadores” que han existido en nuestro país. “Él siempre estaba mediando y dando luz a lo que realmente estaba oscuro” subrayó la candidata de Ciudadanos tras denunciar que con el pueblo gitano ocurrían “cosas trágicas”.

“Llegar a la igualdad real entre hombres y muejres de la mano de los hombres”

“Triple discriminación por ser mujer, pobre y gitana”

La candidata, cuyo lema es la mediación, destacó que el feminismo en la población gitana se inició con la fundación de la primera asociación de mujeres gitanas en los años 90 en Granada. Una de las dificultades que encontró el pueblo gitano a la hora de hablar de igualdad es que “hay una triple discriminación por el hecho de ser mujer, pobre y gitana”. A pesar de ello, desde este colectivo intentaban “a través de la educación” llegar a la igualdad efectiva y real entre hombres y mujeres de la mano de los hombres. A pesar de asegurar que “no ha sido nada fácil el camino” de la igualdad, en los últimos diez años ha habido “un cambio drástico” en el movimiento feminista.

Para Santiago “todos los gitanos estamos en el paraguas de la discriminación”. Sin embargo, y aunque relató que ella sigue siendo “la gitana del bloque”, aseguró que cuando la llamaban gitana se defendía y decía: “mediación y cultura de paz”. Y es que para la candidata de Ciudadanos, la cultura de paz “te lleva a todos sitios”. “Lo mejor es siempre solucionar las cosas en paz”, destacó.

“Los políticos tienen que dar respuesta” a los problemas de los ciudadanos

“Los políticos tienen que dar respuesta” a los problemas de los ciudadanos. Por ello, se reivindicó como “una voz que ha estado callada” pero que se va “a armar como un ejército de paz para conquistar todos los terrenos que nos han sido arrebatados, todos los derechos quitados”.

En cuanto a la pregunta de un oyente sobre las medidas que va a tomar Ciudadanos para mejorar la frecuencia de paso de los trenes, la candidata a la Asamblea de Madrid defendió que Ciudadanos “hace honor a su nombre” y apostará por las políticas que tienen que ver “con la mejora en la ciudadanía”. “El transporte público es fundamental”, remarcó Santiago.

Además, en cuanto a la pregunta sobre los posibles pactos postelectorales que puedan hacer las diferentes formaciones políticas, Santiago defendió que Ciudadanos sale a ganar las elecciones pero que para hablar de pactos hay que esperar a que la ciudadanía decida quien gobierna Madrid y los municipios de la región.

Antes de que terminase la tertulia con Carla Santiago, Constantino Mediavilla le quiso preguntar por la noticia publicada en algunos medios de comunicación italianos que decían que “Los gitanos italianos tiene miedo porque los racistas amenazan con matar a los niños” -el titular hace referencia a una manifestación que tendrá lugar próximamente en una zona de Italia-. Para Santiago, el pueblo gitano tiene una historia de “persecución y de exterminio” que hay que evitar “por todos los medios posibles”. En este sentido, animó a los ciudadanos a que vayan a votar en las próximas elecciones locales, autonómicas y europeas del 26 de mayo y que apuesten por los partidos que defienden las “políticas sociales”.

Mariola Vargas: “Ya podemos hablar de proyecto de ciudad tras reducir la deuda municipal”

La alcaldesa de Villalba (PP), Mariola Vargas, visitó La Terraza de Gran Vía. Una entrevista para hacer repaso de los asuntos prioritarios del municipio y de las expectativas puestas en las elecciones que decidirán si continúa su formación política al frente del Ayuntamiento.

Los resultados de las elecciones generales han dejado mal sabor de boca a la alcaldesa de Villalba (PP). Mariola Vargas reconoce los “malos resultados” del Partido Popular: “La división del voto es clara. Los votantes de Vox, lo eran del PP”. Achaca la pérdida de votos de la formación política en la zona noroeste a la “fragmentación” del centro derecha.

De los comicios habló con el presidente-editor de Madridiario, Constantino Mediavilla, en La Terraza de Gran Vía y también de la próxima cita con las urnas autonómicas y municipales que en unas semanas decidirá la continuidad en el sillón de mando de Vargas y el resto de alcaldes. “No me he planteado la posibilidad de pactos porque hasta ahora hemos gobernado en minoría con acuerdos puntuales”, detalla sobre los posibles acercamientos con otras formaciones políticas.

“Toda la legislatura hemos estado escuchando que nos decía la oposición que no teníamos proyectos. Nuestro único proyecto era pagar deuda“, denuncia la alcaldesa. Desde el pasado año, la regidora asegura que ya puede proyectar la ciudad y centrarse en inversiones. “Hemos cumplido este proyecto electoral en un 98 por ciento. Hay un porcentaje que no hemos podido cumplir porque estamos en minoría absoluta”, ha añadido Vargas.

Entre las mejoras del municipio, la alcaldesa mencionó la limpieza: “Teníamos un contrato de basuras obsoleto y había que invertir en materiales”. La seguridad es otra de las áreas más demandadas por los vecinos del municipio, tanto la relativa a los temas urbanísticos como la que afecta a las aceras, drones y coches. Pero en su programa electoral figura un proyecto “estrella” que, como asegura, no costará “ni un duro” a los villalbinos: “La estación de autobuses que nos permitirá conectar con el noroeste de España”.

De la oficina de gestión de ofertas de empleo, que ha permitido la apertura de más negocios y ha situado a Villalba en objetivo de inversiones empresariales, no se olvidó la regidora en el transcurso de la entrevista.

VEA EL VÍDEO COMPLETO:

Íñigo Errejón: “A los madrileños les importan más los hospitales que las pistolas y el ataque a las mujeres y los gays”

El cansancio ya no le deja ni ver una película del tirón, pero sigue sumergido en la campaña con “ilusión”. Íñigo Errejón (Madrid, 1983) agradece -y mucho- el gesto de los miles de madrileños que han colgado banderolas de Más Madrid en sus balcones en protesta por la decisión de la Junta Electoral de excluir a la formación de los debates electorales de la televisión pública. Pero él no se va a rendir porque quiere “ganar”. Cuenta con los 15 días de campaña oficial para “hablar de lo que importa” y no de peleas partidistas. Así lo confesó en su visita a la Terraza de Gran Vía que dirige el presidente editor de Madridiario, Constantino Mediavilla, donde manifestó no estar en contra del liberalismo, pese a lo que pueda parecer. “El liberalismo español tiene cosas hermosas”, sentenció en referencia a los conceptos de soberanía nacional que reside en el pueblo y de competencia entendida como “lo contrario de los monopolios”.

Su principal propuesta es recaudar más para repartir mejor. ¿Cómo? “No robar, ayuda”, ironiza tras asegurar que la intención de la formación que comparte con Manuela Carmena en el Ayuntamiento no es subir los impuestos, sino “discutir sobre a quién”. Las bonificaciones para los que tengan un patrimonio superior a los 6 millones de euros, así como para los que hereden más de un millón quedarán eliminadas si gobierna. Para ello, contará (“claro que sí”) con la mano de Ángel Gabilondo, del mismo modo que él responderá si es el PSOE quien gana las elecciones. En los pactos que buscan echar al PP de la Comunidad de Madrid, Errejón incluye también a sus antiguos compañeros de Podemos. “Si depende de mí, va a haber un gobierno progresista”.

El PP quiere denunciar la colocación de banderolas de Más Madrid en los balcones de los votantes por no estar aún en campaña. ¿Teme que la Junta Electoral ordene retirarlos?

Dice el PP que lo va a denunciar. Está en su derecho. Pero no se le pueden poner puertas al campo. Y el ejemplo de las farolas les debería enseñar: por cada farola que cerraron se nos abrieron diez balcones. Ya van más de 5.000 madrileños que han ofrecido sus terrazas y ventanas como soporte para que nos puedan conocer. Si siguen con esa dinámica serán miles y miles más. No van a poder frenar un tsunami con una pala y un cubo de juguete.

¿Qué les diría a los que comparan este movimiento con las banderas de España de las que presumían el PP y Ciudadanos?

(Ríe) Que los balcones de la gente le pertenecen a la gente. Cada uno es libre de poner lo que prefiera. La gente expresa lo que quiere y no es ningún drama, es el resultado de una ciudad y de una comunidad abierta, libre, tolerante y en la que la gente expresa lo que quiere sin que eso suponga ningún trauma.

“Por cada farola que cerraron se nos abrieron diez balcones”

Los ciudadanos piden mayor transparencia, mayor debate y mayor conversación. No puede ser que algunos vayan en la dirección contraria.

Por otra parte, me sorprende que el PP le dedique tanto tiempo a estas cuestiones. En mi opinión les debería preocupar explicarnos a los madrileños qué ha pasado con los cientos de millones de euros que tenían que ir a los hospitales y han acabado en la Gürtel o qué ha pasado con todo el dinero que tenía que haber ido a contratas con pequeñas y medianas empresas o a autonómos, que son los que generan empleo, y siempre se ha ido a dos o tres empresas -que son siempre las misma-s, algunas de las cuales hemos descubierto que financiaban en B algunas campañas del PP.

Usted ha comparado las listas del PP con Los Soprano pero su candidata, Isabel Díaz Ayuso, asegura que ella es la renovación y que sólo repite un 22% de los nombres que incluyó Cristina Cifuentes en su lista de 2015…

“Que el PP mueva de sitio a las mismas personas y lo llame renovación ya se lo he oído a Cifuentes”

Yo este discurso ya lo he oído: el de la cara nueva. Por otra parte, Ayuso no lo es. Ella se declaró seguidora de Esperanza Aguirre, que es un referente para ella. Así fue, que Esperanza Aguirre acudió el Dos de Mayo a amadrinar a los tres candidatos de la derecha. Yo este discurso de que en el PP que mueva a las mismas personas de sitio se llama renovación ya se lo he oído a Cristina Cifuentes. El problema del PP no es un problema de caras, es un problema estructural.

En esta comunidad los contratos no iban para quien era más competitivo, generaba más empleo o para quien trabajaba en la economía de proximidad. Iban a quien tenía tratos de favor con el gobierno de turno y eso ha supuesto un lastre. Nuestra Economía, que es muy fuerte, tiene varios lastres: uno se llama favoritismo y economía del privilegio y el segundo, desigualdad. Sigue habiendo un tercio de los niños madrileños en situación de riesgo de exclusión social y de pobreza. Eso nos sale muy caro porque es talento que desperdiciamos. Pero hoy tu futuro en la Comunidad de Madrid no depende tanto de tu talento sino del código postal o de la familia en la que hayas nacido. Eso es un error y, además, económicamente ineficiente.

El discurso que lanza, sobre todo hablando de desigualdad, se parece mucho al de Podemos. Ideológicamente son dos partidos muy parecidos. El domingo presentó su candidatura en un pueblo donde Unidas Podemos ganó en las elecciones generales del 28 de abril. ¿Significa eso que uno de sus rivales el 26-M es su antigua formación?

En la Comunidad en estas elecciones se elige entre dos modelos: el desgobierno, la chapuza y el caos que han caracterizado casi un cuarto de siglo del PP en la Comunidad y la transparencia, el cuidado, la humildad y la escucha que han caracterizado el Gobierno de la ciudad con Manuela Carmena. Son los dos modelos que se contrarrestan. Yo voy con Manuela.

Usted ha acusado de Podemos de haberse convertido en la “patita izquierda” del PSOE. ¿A qué se debe este ataque directo si, precisamente, era usted el acusado de ser más partidario que sus excompañeros a pactar con los socialistas?

“Mi compromiso es no perder el tiempo hablando de partidos”

Podemos tendrá que hacer su reflexión. Yo ahí no me meto. Por respeto, porque quiero que todos podamos cooperar. Y, además, tenemos cuatro semanas. Y el tiempo es muy valioso. Hoy (por ayer) he oído decir a Ayuso que ella quiere construir un frente antisocialista. ¡Qué oportunidad perdida para decir que quiere construir un frente contra la pobreza infantil o contra la corrupción o para blindar, proteger y fortalecer la Sanidad pública! Como solo tenemos cuatro semanas es muy importante que elijamos bien cómo gastar el tiempo. Uno puede elegir que quiere perder el tiempo hablando de los partidos políticos o puede elegir decir: ‘Miren, el Metro está en situación de colapso porque no se ha desamiantado, porque faltan 150 trenes más y cerca de 1.000 contratos nuevos de gente que se va a jubilar’. Nosotros nos hemos comprometido a que los madrileños no tengan que esperar nunca más de cinco minutos en el andén.

Hay que elegir bien las prioridades para que no se nos pase la campaña hablando de nosotros mismos. La política no puede ser un club privado de partidos que hablan de sí mismos. Va de que los madrileños se gastan casi la mitad del sueldo en alquiler y a algunos ni eso les da y les acaban echando del barrio en el que viven. Bueno, pues tenemos que tomar medidas. O va de afrontar la transición ecológica de nuestra Economía y generar empleos verdes. Podría ser que llegáramos tarde a todas estas cuestiones si nos dedicamos a perder el tiempo. Y mi compromiso es no perderlo.

Hablando de vivienda, Isa Serra ha prometido recuperar 40.000 viviendas para el parque público mientras que Ayuso propone construir 25.000. ¿Qué propone Más Madrid?

Necesitamos que se forme un Gobierno nacional ya para permitir a los Ayuntamientos que regulen los precios, como ya se aplica en Berlín o Copenhague. Necesitamos construir más parque de vivienda pública, pero en régimen de alquiler social. Ojo, si volvemos a construir solo para venta hacemos otra vez lo mismo que en las últimas décadas. Lo que necesitamos es estimular y relajar el mercado del alquiler. ¿Eso cómo se hace? Sacando más oferta. En tercer lugar, tenemos que movilizar vivienda que hoy está vacía que no tiene uso. Hay que movilizar a los pequeños propietarios para que la puedan sacar al mercado y nosotros queremos proponerles un acuerdo para la rehabilitación energética de sus viviendas. Con eso generamos empleo, bajamos la factura de la luz de las familias, y, a cambio, solicitamos que las saquen al mercado y bajen los precios al haber más oferta. En cuarto lugar, prohibir que se pueda vender -casi regalar- vivienda a los fondos buitre como hizo Ana Botella.

 

Ya que ha sacado la formación de Gobierno nacional, ¿cómo valora el resultado de las generales? ¿Cree que Pablo Iglesias tiene legitimidad para exigir a Pedro Sánchez entrar en su Ejecutivo, teniendo en cuenta que Unidas Podemos ha perdido escaños y el PSOE los ha ganado?

“Hay una mayoría silenciosa progresista que cuando acude a votar, gana”

Hay una lectura muy importante que hacer sobre los resultados: hubo una clara mayoría progresista y democrática en España. Y creo que buena parte de los ciudadanos no estaba votando partidos. Creo que muchísima gente se movilizó a la defensiva y acudió a votar no tanto por una enorme identificación con los partidos sino porque dijo: ‘Uf, que no ganen estos, los de la España en blanco y negro, los que quieren volver a meter a las mujeres en casa y los que, cuando tenemos mujeres asesinadas cada semana, en lugar de poner el foco en los asesinatos, lo ponen en el feminismo’. Creo que mucha gente acudió a votar en clave defensiva y los partidos políticos tienen que tomar nota de ello.

En mi opinión, se tiene que formar gobierno ya, tiene que ser un gobierno progresista, tiene que ser un gobierno decidido y no se debería perder mucho tiempo en los bailes o los escaparates de las negociaciones.

(Foto: Chema Barroso) Y ahora nosotros aquí tenemos un reto.España ha votado por no retroceder, pero en clave defensiva. Yo quiero ahora que se vote a favor. Quiero a decirle a los madrileños que votaron para que no gobierne un bloque de tres derechas extremadamente radicalizado que se den un gusto. Que esta vez pueden votar a favor para que puedan seguir sucediendo cosas buenas en la ciudad de Madrid y para que le podamos dar la vuelta a la Comunidad.

Y hay un dato fundamental del 28-A: la inmensa movilización en zonas y barrios donde se vota mucho menos. Se vio que hay una mayoría silenciosa progresista española que cuando acude a votar, gana.

¿Espera entonces que pase lo mismo ahora el 26 de mayo?

Sí, pero con una diferencia: el bloque progresista tenía dos jugadores que todavía no habían saltado al campo en Madrid. Ahora sí lo hacemos.

“No puede ser que sea un problema [para Podemos] cuando estoy y cuando no”

¿No son extrapolables, por tanto, los resultados?

No son extrapolables pero sí hay una clave: las elecciones en la Comunidad de Madrid se van a ganar y van a generar un gobierno progresista si se vota en el sur. Cualquiera que mire los resultados sabe que entre participación electoral y cómo te vaya en la vida hay una relación directa: en los barrios y ciudades pobres se vota muchísimo menos. Cuando en esos sitios se acude a votar y se hace masivamente, se vota por gobiernos que cuidan de la igualdad de oportunidades. Cuando en esos sitios hay una buena parte de la gente que cree que no va con ellos, siguen manteniendo gobiernos que cuidan de la segregación.

Extrapolables o no, Podemos en la Comunidad perdió un 20% de votos el 28-A con respecto a las anteriores generales. ¿Se siente en parte responsable? ¿Cree que se debe a la ruptura interna de la formación?

Es la primera vez que he sido votante de Podemos y ya. No he dirigido campañas, no he tenido responsabilidad. Y las dirigí todas durante un tiempo y se dedició que no era mi rumbo, que mi forma de hacer las cosas no era la más adecuada. Yo respeto las decisiones pero no puede ser que sea un problema cuando estoy y un problema cuando no estoy.

“Mucha gente votó en clave defensiva el 28-A. Yo ahora quiero que se vote a favor”

O sea, que no cree que la ruptura tenga que ver en la bajada de votos de Podemos…

Yo creo que Podemos tendrá que hacer su análisis y espero que sea un análisis sincero. Pero insisto en que tenemos, en realidad, tres semanas para movilizar a los madrileños y para decirles que en España se ha conseguido una victoria progresista, que en Madrid nos hemos quedado muy cerca y que solo falta un empuje. Y que ese empuje se lo estamos dando nosotros ya. Para mí, que haya 5.000 personas ofreciendo sus balcones y los nervios del PP intentando prohibir o diciendo que no quieren que Ayuso y yo podamos debatir, me parece mal en términos de salud democrática, pero también es señal de su inquietud.

¿Da por perdida su participación en el debate o espera que el recurso prospere [la entrevista se realizó el lunes 6 de mayo]?

“Que el PP no quiera que Ayuso y yo podamos debatir es señal de su inquietud”

Hemos recurrido y espero que nos den la razón. Sobre todo porque ese debate se va a dar. La cosa es si se priva a las televisiones públicas o si las televisiones públicas no tienen la audacia de atreverse a realizarlo. Pero se va a dar. Y como se va a dar, hagámoslo todo con más normalidad. Si es que todo el mundo lo entiende. ¿Hay un solo madrileño que no entienda la idea de que es un sinsentido hacer debates a la Alcaldía sin la alcadesa? Yo creo que no. ¿Hay algún madrileño que no entienda que en la Comunidad de Madrid, la fuerza que gobierna la ciudad tiene que estar presente? Yo creo que eso lo entiende todo el mundo. Manuela y yo hemos concurrido con una idea fuerza: la Comunidad y la Ciudad tienen que cooperar. Es un sinsentido que el Ayuntamiento cuide de la EMT y Metro diga que en un metro cuadrado, donde antes cabían cuatro madrileños, ahora caben seis. Hay que volver a colaborar. Y este debate tiene que estar. Pero aventuro más: como no se le pueden poner puertas al campo, va a estar. O por lo fácil o por lo difícil, pero las dificultades nos estimulan. Y no nos está yendo mal con las dificultades que nos ponen.

¿Quién va a ser su rival en esos debates y en las urnas? ¿Solo las derechas o también será un buen resultado si logra quedar por encima de Podemos?

“El debate (a seis) se va a dar”

Yo quiero gobernar la Comunidad de Madrid. Porque estuve en una reunión con Save The Children y me explicaron que un niño de un barrio más humilde tiene ocho veces más oportunidad de repetir curso que un niño de un entorno más privilegiado. No es que sean más tontos. Es que la desigualdad lastra. Y eso es una vergüenza. Eso es una comunidad rota que hay que reconstruir. A la desigualdad hay que ponerle fin y solo se consigue de una forma: el partido que ha construido la segregación en la Comunidad de Madrid, que le hace regalos a los multimillonarios al tiempo que nunca atiende las necesidades de quienes más duro lo han pasado durante la crisis, tiene que salir de la Puerta del Sol.

A mí me habría gustado que Ciudadanos hubiera elegido otro camino. Cs dijo que venía a contribuir a la regeneración de la política y, sin embargo, en todos los lugares y en todas las ocasiones que ha podido, ha contribuido a sostener al partido de la Gürtel o al de la Púnica. No solo eso: ahora dice que incluso para hacerlo contaría con Vox. Yo no quiero eso, pero habrá que ganarles en las urnas.

Hay tanta fragmentación que no habrá mayorías absolutas y habrá que pactar. Aguado les ha vetado a usted y a Gabilondo. Pero si él cambiase y estuviese dispuesto a echar al PP de la Comunidad, ¿estaría dispuesto a pactar con Cs?

No me imagino a Aguado cambiando de senda. Ciudadanos ya ha elegido lo que quiere ser de mayor. Es verdad que hemos estado diciendo que Cs era un partido veleta. Es verdad que en ese sentido no son muy de fiar porque dicen una cosa y hacen la contraria. Pero creo que desde las últimas elecciones han tomado la decisión y Rivera ha decidido que quiere ser el heredero del PP. Yo no le arriendo las ganancias porque ser el heredero del PP es ser heredero también de la política de despilfarro, de chapuzas y de corrupción de todos estos años. Pero es su decisión, no es la mía. Ahora bien, se han colocado en una posición y creo que hay una buena parte de votantes de Cs que se consideran liberales y que no entienden cómo alguien que se llame liberal puede ir de la mano de Vox.

“Cs ya ha elegido lo que quiere ser de mayor: el heredero del PP”

Yo creo que los madrileños van a decir que les importan mucho más los hospitales que las pistolas o el ataque a las mujeres o los gays. No entiendo qué hace Cs ahí, pero ha elegido y se ha convertido en parte del bloque del inmovilismo y yo pretendo darle la vuelta.

Tengo que hacerle una última pregunta… ¿De qué habló con Rocío Monasterio en la Fiesta del Dos de Mayo?

No entiendo muy bien lo que hizo protocolo porque yo estaba entre Monasterio y Ayuso. Las podían haber sentado a ellas juntas, que se parecen bastante y seguro que tienen bastante más de lo que hablar. Me pusieron a mí entre medias y aproveché para tener un momento de introspección. (Ríe)

¿No intercambiaron ni una palabra?

A ver, nos saludamos porque yo saludo educadamente a todo el mundo. Así que nos saludamos educadamente y luego…introspección.

Errejón, en la Terraza de Gran Vía, con Constantino Mediavilla: “El liberalismo español tiene cosas hermosas”

El candidato de Más Mádrid a la Presidencia de la Comunidad, lejos de lo que pudiera creerse, no está en contra del liberalismo. Al menos, no del español que marcó en su día que la soberanía reside en el pueblo o que entendió la competencia como todo lo contrario al establecimiento de monopolios. Así se lo confesó Íñigo Errejón al presidente editor de Madridiario, Constantino Mediavilla, a quien adelantó algunas medidas de su programa.

Entre ellas, aseguró que eliminaría las bonificaciones del impuesto de patrimonio para quienes superen los 6 millones de euros. También en lo que a sucesiones se refiere, quienes hereden más de un millón de euros pagarán más. Aun así, “no se trata de subir impuestos”, aseguró el compañero de Manuela Carmena en las elecciones autonómicas, “si no de debatir a quién se le suben”.

El Metro, el empleo verde o la lucha contra la desigualdad son otros de los proyectos de Más Madrid para la Comunidad, así como acabar con la corrupción para poder llevarlos a cabo. “A veces, no robar ayuda [a recaudar]”, ironiza Errejón.

En cualquier caso, dando por hecho que las mayorías absolutas se han terminado “al menos, en un largo plazo de tiempo”, según sus propias palabras, Errejón necesitará de otras fuerzas para arrebatar la Puerta del Sol al PP. En este sentido, está dispuesto a contar con el apoyo de Ángel Gabilondo, del mismo modo que él permitirá que gobierne el PSOE si son ellos quienes vencen el 26 de mayo. Del mismo modo, volverá a unir los lazos que le separaron de su antigua formación, Podemos, si es necesario: “Si de mí depende, habrá un gobierno progresista en la Comunidad de Madrid”, concluye.

Halagos a Ortega Smith y toque de atención a Carmena, los periodistas analizan el debate

Con un comienzo de semana marcado por el primer -y quizá único- debate electoral de los candidatos a la Alcaldía madrileña, Com.permiso no eludió su cita con la actualidad regional y sus contertulios analizaron el encuentro entre los seis principales aspirantes a gobernar desde Cibeles. La directora de Madridiario, María Cano, y el redactor jefe de la sección Madrid en ABC, Carlos Hidalgo, hiceron un repaso pormenorizado de cada intervención en los micrófonos de Onda Madrid bajo la batuta de los conductores del programa, Constantino Mediavilla -presidente editor de este medio- y Pilar Vicente -en sustitución de Nieves Herrero, que presentaba su nuevo libro-.

La cuenta atrás para entrar en campaña electoral ha comenzado, pero los candidatos llevan meses luciendo el ‘traje de batalla’. Este lunes desplegaron, un día más, sus armas dialécticas en un debate en el que Manuela Carmena no pudo soltar el escudo ante los continuos ataques por parte de (casi) todos sus adversarios políticos. “Ha estado totalmente a la defensiva porque le llovían piedras, aunque Pepu Hernández le ha dado la mano un par de veces”, ha precisado María Cano. Carlos Hidalgo ha ido más allá en el repaso de la actuación de la alcaldesa: “Ha estado fatal, se ha dado de bruces con la realidad y no ha sabido argumentar con datos nada”.

 

No ha recibido mejores críticas el líder de la candidatura socialista. “Pepu estaba desaparecido, nervioso, y le costaba verbalizar”, ha apuntado el redactor de ABC. La directora de Madridiario también lo ha encontrado un tanto perdido: “Daba la sensación de que se ha enterado en el debate de que la Operación Chamartín ahora se llama Madrid Nuevo Norte”. Así, del bloque de la izquierda, ambos periodistas se quedan con la intervención de Carlos Sánchez Mato. Del candidato por Madrid en Pie Municipalista Cano ha destacado que con un “tono suave ha sabido cantar verdades”. Por su parte, Hidalgo ha resaltado que es “el más coherente con su discurso”.

De Begoña Villacís, María Cano ha subrayado que “ha hablado demasiado” y de José Luis Martínez-Almeida que “sabe bien su discurso y replicar al otro”, dos factores que le otorgan “el caché” que, por ejemplo, “no tiene Pepu”. Carlos Hidalgo se ha pronunciado en la misma línea sobre el número uno de la lista del PP al Ayuntamiento de la capital. “Es un excelente orador y si consigue ser la primera fuerza de las tres derechas se lo debe a sí mismo“, ha comentado. “En otros candidatos la supuesta victoria o debacle se le puede achacar al partido”, ha remarcado.

Los dos periodistas han percibido similitud en las propuestas lanzadas por Cs y PP, en especial en materia de vivienda pública. Además, no han pasado por alto el tono “incisivo” tanto de Villacís como de Almeida con la actual regidora. “En el tema de la deuda le han dicho verdades. Carmena ha seguido la misma política que Ana Botella en temas fiscales. Vieron que de cara al electorado calaba el mensaje de que bajaban la deuda y no han invertido”, ha relatado el de ABC. Para Javier Ortega Smith, Hidalgo ha tenido buenas palabras, que ha suscrito Cano. “Pese a que podamos estar a favor o no de lo que ha dicho, ha estado muy bien”, ha indicado sobre el aspirante al Consistorio por Vox.

¿Primer y único debate?

Telemadrid ha renunciado a celebrar un nuevo debate electoral después de que la Junta Electoral Provincial excluyese a los candidatos de Más Madrid, Íñigo Errejón y Manuela Carmena, al no tener su plataforma representación en las instituciones e Hidalgo ha calificado esta circunstancia de “surrealista”. Asimismo, ha replicado que “la política actual no se parece en nada al bipartidismo” por lo que, como también ha propuesto María Cano, “es momento para reformar la ley”.

Últimos movimientos en la Comunidad

Antes de que la sintonía de Com.permiso sonase para despedir la sección que dirige Constantino Mediavilla, los protagonistas del debate -el vespertino en Onda Madrid- han dado un par de pinceladas sobre la otra campaña, la de los postulantes a la Casa de Correos. Cano ha visto a Isabel Díaz Ayuso “muy comedida” en su última aparición, la mañana del lunes en un desayuno, “sujetando los caballos para no dar un titular inesperado”. Mientras, Hidalgo ha puesto sobre la mesa el papel de Ángel Garrido en Ciudadanos. “Ya casi ejerce de número dos; cuidado porque menos de vicepresidente no lo veo”, ha advertido.

Franco (PSOE): “Cohesionado el PSOE-M, el objetivo es gobernar Madrid”

José Manuel Franco (Puebla de Brollón, 1957) está exultante y tiene motivos: hace menos de una semana, el PSOE arrasó en las elecciones generales y, además, él ha sido elegido diputado. Aunque todavía no ha tomado posesión, ya piensa en ello. Tras 22 años en la Asamblea de Madrid, da el salto al Congreso. Un ascenso que, advierte, no le restará tiempo para seguir ejerciendo de secretario general de los socialistas madrileños. Todo, pese a que es una rara avis: los demás barones socialistas o son candidatos, o son presidentes o están en vías de. Él, sin embargo, recuerda que en su campaña de primarias ya prometió que no optaría ni a la Comunidad ni al Ayuntamiento, si no que intentaría hacer del PSOE el partido más votado en los comicios, que es lo que destaca. Llegó, cohesionó y, ahora, quiere vencer. “Y vamos por buen camino”. En la Comunidad, todas las encuestas dan a Ángel Gabilondo como ganador, aunque puede que la suma por la izquierda no dé y tenga que mirar a Ciudadanos. En el Ayuntamiento, sin embargo, los pronósticos no son tan propicios para Pepu Hernández, de quien no quiere avanzar ninguna medida pero a quien reivindica como el voto útil. Todas las papeletas valen y espera volver a recibir tantas como el 28-A el próximo 26-M.

Pregunta. Acaba de ser elegido diputado en el Congreso, ¿por qué da el salto después de 22 años en la política regional?

Respuesta. Me ilusionaba ser diputado en el Congreso. A mí me gusta el parlamento, porque es el lugar donde la política tiene su máxima expresión. Además, consideraba que era el momento de buscar una nueva actividad. Si, además, como ha sucedido, los compañeros me eligen, estoy encantado de formar parte de la lista que encabeza el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Han sido un cúmulo de factores los que me llevan a dar este paso, aunque eso no supone que vaya a olvidar mi función como secretario general de los socialistas madrileños, no voy a restar ni un solo segundo de dedicación y de entrega.

P. No es habitual que un barón socialista sea diputado, ¿eso le resta o le suma legitimidad?

R. Ni suma ni resta. Quizás sea el único barón que no es candidato, pero en mi campaña de primarias repetí hasta la saciedad que yo aspiraba a ser secretario general no para ser candidato, sino para intentar hacer ganar elecciones al partido. Era casi mi obsesión y vamos por el buen camino. Hemos conseguido hacerlo el 28-A tras 33 años.

P. A la vista está que el miedo a Vox ha movilizado a la izquierda en las generales, ¿se activará ese factor en las municipales y autonómicas?

R. El fenómeno sigue ahí y da más valor a nuestra victoria el 28-A porque Madrid es la cuna de Vox. Con lo cual, el discurso que era válido para las generales lo sigue siendo para las autonómicas y municipales. Otra cosa es que, si los votos y los escaños dan, las derechas decidan sumar con Vox, pero la amenaza sigue latente. La participación de las personas que votan a partidos constitucionalistas es vital.

José Manuel Franco, secretario general del PSOE-M. (Foto: Chema Barroso)

P. Otro factor activado por Pedro Sánchez fue el del voto útil. Entiendo que Ángel Gabilondo puede apostar por ello, pero no sé si Pepu Hernández está en condiciones compitiendo contra Manuela Carmena.

R. Todo voto al PSOE es útil. Somos la única izquierda sensata que puede gobernar. No vamos con propuestas mágicas ni tenemos solución a todos los problemas, simplemente queremos mejorar. No vamos a negar que tenemos un metro a nivel de cualquier capital europea, pero hay que gestionarlo mejor. La Sanidad también es buena, pero sus dirigentes han desviado fondos públicos a la privada. No tenemos recetas mágicas pero sí mucha voluntad para mejorar la vida de los madrileños y eliminar esta desigualdad tremenda.

P. Hablaba de que Pepu debe hacer propuestas diferentes a las de la alcaldesa. ¿Nos puede avanzar alguna?

R. Sería desleal que yo las avance cuando lo hará él en los próximos días. Nuestro proyecto es de equipo, está respaldado por un partido que lleva más de 140 años luchando por las libertades, un partido artífice de la Constitución del 78… Nuestro proyecto es colectivo y no personalista y eso nos diferencia bastante de otras fuerzas que, hipotéticamente, están a nuestra izquierda.

José Manuel Franco, secretario general del PSOE-M. (Foto: Chema Barroso)

P. Es posible que a Gabilondo le den los números pactando con Ciudadanos, igual que a Sánchez en el Congreso. ¿Abogaría por eso?

R. No descartamos a nadie. Si las propuestas de nuestro programa coinciden en lo esencial con otra fuerza política constitucionalista, no la vetaremos. Hablaremos con todos, aunque primero vamos a construir una mayoría bastante amplia.

P. Pero han estado cuatro años compartiendo la Asamblea con Ciudadanos y casi les han llegado a llamar golpistas.

R. Hace poco hemos visto cómo el expresidente Garrido, que llamó populistas a Ciudadanos, ha pasado a engrosar sus filas. Nosotros vamos a ser coherentes porque no hemos insultado a nadie. Hemos hecho una oposición seria con propuestas como que la salud bucodental esté en la Sanidad pública u otras relacionadas con la muerte digna. Tenemos la suficiente tranquilidad y responsabilidad como para seguir esa línea de trabajo y de propuestas. Los que quieran sumarse, se sumarán.

P. ¿Pueden marcar los pactos en el Congreso a los de las demás cámaras políticas?

R. Ya veremos, primero hemos de constituir el Congreso, aunque no tiene por qué reproducirse miméticamente lo que pase a nivel nacional en otros territorios.

Franco, en La Terraza de Gran Vía

En su visita a la redacción de Madridiario, Franco también ha aprovechado para sentarse junto a Constantino Mediavilla, presidente editor de Madridiario, en La Terraza de Gran Vía. Allí, ha repasado los “debates vivos” que han caracterizado los últimos años del PSOE-M y que él ha tratado de apaciguar: “El debate ha generado muchísimas divisiones y yo he intentado que esa integración sea real”.

Así, se ha mostrado confiando de que, una vez solucionado eso, puedan volver a ganar las elecciones autonómicas como lo han hecho en las generales. Después, llegarán unos pactos para los que mira más a su izquierda, aunque prefiere tener una mayoría suficiente.

Sobre el papel de Pepu, defiende el nombramiento del ungido de Sánchez, se muestra convencido de que logrará “un gran resultado” y espera que las propuestas del PSOE no se las vuelva a apropiar Manuela Carmena.

Isa Serra: “Creo que mucha gente votará a Unidas Podemos en la Comunidad y a Carmena en el Ayuntamiento”

Fue la gran ausente de la Fiesta del Dos Mayo. Isa Serra (Madrid, 1989) no quiso “blanquear al PP” en los actos institucionales de la Puerta del Sol y prefirió honrar a los madrileños presentando sus propuestas de mejora para la Comunidad. El feminismo y el ecologismo centran el programa de Podemos -sin IU ni Equo-, que también incluye la reformulación del impuesto de sucesiones, de patrimonio y del IRPF, así como su intención de revertir las privatizaciones de Sanidad y Educación. “Son el sostén de la corrupción”, señaló la candidata de Unidas Podemos a la Presidencia del Gobierno autonómico en su visita a la Terraza de Gran Vía que dirige el presidente editor de Madridiario, Constantino Mediavilla. Serrá tildó a Garrido de “tránfuga”, pero evitó calificar así a Íñigo Errejón, a quien no ve como su rival en los comicios del 26 de mayo. “El objetivo principal es que no gobiernen las derechas ni en la Comunidad ni en el Ayuntamiento”, concluyó.

Acaban de presentar el programa electoral de Podemos sin la presencia de IU. ¿Significa eso que se ha tragado Podemos a las formaciones que confluyen con ellos?

No, para nada. Ya ha dicho IU también que no hay ningún tipo de problema. En las elecciones del 28-A hicimos lo mismo: Podemos tenía un programa, IU tenía otro y había una serie de medidas que compartíamos. Lo importante es el proyecto que tenemos para la Comunidad de Madrid, que tiene que ver con revertir las políticas del aguirrismo que lleva gobernando mucho tiempo. No solo desde que llegó Aguirre con la compra de dos diputados socialistas, sino que los posteriores gobiernos de [Ignacio] González, [Cristina] Cifuentes y [Ángel] Garrido han continuado aplicando ese modelo. Nosotros queremos garantizar derechos para el conjunto de la población y no solamente para unos pocos, como hace el PP.

¿Cómo se le explica a los votantes que de 647 medidas que ha presentado Podemos, solo 30 sean compartidas con otros partidos de la confluencia?

Diciendo que el programa compartido son las propuestas que sacaremos esta semana y el resto, un programa de Gobierno de Podemos.

Si tuviera que elegir una de esas 647, ¿cual sería la medida estrelala con la que pretende ganarse la confianza de los madrileños?

“Hay un programa compartido con IU y un programa de Gobierno de Podemos”

Hay muchísimos problemas en la Comunidad, pero uno tiene que ver con la subida abusiva de los precios de alquiler, que está haciendo que en barrios como Puente de Vallecas o Arganzuela esté subiendo un 40% en los últimos tres años. ¿Cómo revertirlo y hacer que la vivienda sea un derecho? En primer lugar, ampliando el parque público a 40.000 viviendas a final de legislatura para que existan viviendas de alquiler social. Hay que influir también en los precios de alquiler y garantizar que todo el que sufra un desahucio lo haga con alternativa habitacional. Por lo tanto, se necesita más vivienda pública, no construyéndola, sino cogiendo las 360.000 viviendas que están vacías en manos de grandes tenedores y fondos buitre, eso es fundamental.

También pretende paralizar o cerrar los colegios que segregan por sexo. ¿Qué pasaría con esos alumnos si se hace, como pretende, de “forma inmediata”?

La política del PP de fomentar la Educación privada-concertada solo genera desigualdad y segregación. También en la pública han hecho que, gracias al sistema impuesto, el código postal determina tus oportunidades de vida. Nosotros queremos acabar con los conciertos, evidentemente con tiempo, pero no puede ser que se siga financiando con dinero público colegios concertados que segregan por sexo. Planteamos cancelar esos conciertos para incluir a esas personas en la pública y, poco a poco, revertir la privatización de la educación pública para favorecer que todos los niños y niñas estén en una educación pública inclusiva, laica y de calidad.

Otro de los “ejes fundamentales” de su programa tiene que ver con la Cultura y los medios de comunicación públicos. Vox quiere cerrar Telemadrid. ¿Qué propone Podemos?

La cultura es una condición para que vivamos en una sociedad democrática. Por eso queremos una consejería propia, con recursos propios, que haga políticas para regenerar y fomentar la cultura de diferentes formas.

Con respecto a la televisión pública, hay que hacer que deje de ser una sociedad anónima. Tiene que ser un ente cien por cien público y para eso necesitamos revertir ese proceso. También queremos incluir a la plantilla despedida en el ERE. Telemadrid en el último tiempo ha mejorado, pero garantizar que sea cien por cien pública da más control a la ciudadanía y hace que siempre prime el interés general respecto a cualquier otro tipo de interés.

También creemos que tiene que incluirse muchos más contenidos culturales, sobre todo identitarios de la Comunidad de Madrid, en la radio televisión pública.

¿Cómo valora los resultados del 28 de abril? ¿Qué le parece que Pedro Sánchez quiera gobernar en solitario? ¿Tiene legitimidad Pablo Iglesias, teniendo en cuenta que Unidas Podemos ha perdido escaños y el PSOE los ha ganado, para exigir entrar en el Gobierno?

“No levantamos un proyecto desde las plazas para dar un cheque en blanco al PSOE”

El resultado de las elecciones demuestra que en este país, frente a la posibilidad de que nos paralice o nos venza el miedo, siempre damos una respuesta colectiva. Lo hicimos con el 15-M: frente a las políticas de austeridad, reclamamos una sociedad de derechos para todos, no solo para los ricos. Lo hicimos también con el 8 de marzo, dando respuesta a las mujeres frente a la violencia machista y el bloque reaccionario que trata de identificar los derechos de las mujeres como su principal enemigo. Y lo hicimos el 28 de abril.

Pero esa respuesta al miedo se tiene que trasladar ahora en políticas. Vivimos en un país en el que las dos reformas laborales no se han revertido: hacemos tres millones de horas extra a la semana, dos y media de ellas sin remunerar. Se incumple sistemáticamente la ley. También la política de austeridad hay que revertirla porque la recuperación económica todavía no ha llegado a la mayoría de los hogares. Por eso hay que aprobar políticas que garanticen mejores derechos y eso creo que solo lo vamos a hacer si hay un gobierno de izquierdas.

Pedro Sánchez tiene que decidir ahora si hace caso a la CEOE, la agencia de calificación Moody’s y a los poderes económicos que tratan de que haya un acuerdo con Ciudadanos, o si hace caso no solo a los votantes de Unidas Podemos, sino también a muchísimo electorado del PSOE que quiere políticas de izquierdas. Esa es la decisión que tiene que tomar y espero que sea un gobierno con Unidas Podemos.

No me ha respondido del todo… ¿Cree que Pablo Iglesias debe entrar en ese gobierno, al margen de pactar políticas concretas?

“Lo que nos importa es un acuerdo programático”

No, al margen de pactar políticas concretas, no. Si hemos dejado claro en el último tiempo es que lo que nos importan son las políticas como el control de los precios de alquiler y permitir que los ayuntamientos puedan regularlos, por ejemplo. Lo que nos importa ahora es un acuerdo programático.

Si Sánchez pertende que le demos un cheque en blanco al PSOE para que posteriormente pueda aprobar medidas con Unidas Podemos en algunas ocasiones y en otras, con Ciudadanos, ese no es nuestro objetivo. Nosotros no levantamos un proyecto desde las plazas para darle un cheque en blanco al PSOE. Lo que necesita la gente son garantías.

En la Comunidad de Madrid, Unidas Podemos ha perdido un 20 por ciento de los apoyos respecto a las anteriores elecciones generales. ¿Cree que se debe a la ruptura interna del partido? ¿Cómo pretende recuperar esos votos? ¿Cree que los resultados del 28-A son extrapolables a las autonómicas del 26-M?

En primer lugar, la bajada de votos en la Comunidad de Madrid es menor que en el resto del Estado. Según eso, no se debería corresponder directamente con esa ruptura. Aun así, yo entiendo que mucha gente no entienda las rupturas tanto en la izquierda como en la derecha, pero creo que el confluir con IU es un paso frente a la posibilidad que había de tener tres candidaturas. Entiendo que a muchos les parezca insuficiente, pero aún tenemos una oportunidad. El resultado del 28 de abril ha demostrado que frente a encuestas que auguraban un gobierno de las derechas, salió mucha gente a votar y aumentó la participación.

“Los ricos siempre votan y por eso tienen gobernantes que hacen políticas para ellos”

Es verdad que en los barrios más populares de Madrid sigue estando más baja la participación que en otros. Ahora hay que llamar a toda esa gente. Hay que decirle que los ricos siempre votan y que por eso tienen gobernantes que hacen políticas para ellos y que la única forma de retomar el control sobre nuestras vidas y tener políticas de reequilibrio territorial e igualdad es que todo el mundo vaya a votar.

¿Cuál sería un buen resultado para Podemos el 26-M? ¿Uno de los objetivos es quedar por encima de Más Madrid?

No es nuestro principal objetivo. El objetivo principal es hacer lo posible para que no gobiernen las derechas, que sumen las izquierdas y que [el candidato socialista, Ángel] Gabilondo se comprometa a no hacer un gobierno con Ciudadanos. Esa es una respuesta que tiene que dar antes del 26 de mayo para que los votantes puedan votar en condiciones. Y Unidas Podemos tiene que tener un resultado bueno para determinar las políticas de un gobierno de izquierdas.

Con respecto a los comicios municipales, Carlos Sánchez Mato ha pedido que los votantes de Podemos apoyen a Madrid en Pie Municipalista (IU-Anticapitalistas-Bancada Municipalista). ¿Qué le ha parecido? ¿Desea que les vaya bien, hará campaña también en términos municipales o se centrará en las autonómicas, que es donde se presenta Podemos?

Yo me voy a centrar en la Comunidad de Madrid. Hemos decidido no concurrir al Ayuntamiento porque, a pesar de que [la alcaldesa y candidata de Más Madrid, Manuela] Carmena decidió prescindir de una serie de actores que configuraron Ahora Madrid y nos hicieron ganar el Ayuntamiento, no vamos a poner obstáculos. El objetivo principal es que no vuelva la derecha al Ayuntamiento, que siga gobernando la izquierda y que podamos seguir con el programa que se ha estado aplicando esta legislatura. Creo que hay mucha gente que va a votar a Unidas Podemos en la Comunidad y a Carmena en el Ayuntamiento. En ese sentido, hay que ser respetuosos por la gente que puede optar por la candidatura de Sánchez Mato. Pero el objetivo principal para nosotros es que no gobierne la derecha.

¿Qué le parece que tanto Manuela Carmena como Íñigo Errejón hayan sido excluidos de los debates electorales?

Creo que los ciudadanos, en campaña electoral, tienen que tener todas las oportunidades para poder contrastar las propuestas y los programas políticos. Creo que es bueno que haya el mayor número de actores en un debate, pero la Junta Electoral tiene un criterio que hace que todas las fuerzas extraparlamentarias no puedan debatir y yo lo respeto y lo asumo.

Fue la gran ausente de la Fiesta del Dos de Mayo. ¿Por qué no acudió?¿Teme que eludir los actos institucionales pueda suponer que vuelva la imagen de Podemos como partido antisistema o de extrema izquierda?

“La mejor forma de homenajear a la Comunidad es haciendo lo posible por cambiarla”

Es que no sé si ese acto institucional representa a la mayoría de madrileños…Tiendo a pensar que no, que muchos madrileños están hartos de políticos e instituciones que funcionan por sus propios intereses y que no representan a las mayorías. Mi decisión de no ir no tiene nada que ver con que yo no quiera celebrar el Dos de Mayo y el Día de la Comunidad. Al revés, hay que estar muy orgullosos de nuestra región y de sus gentes, pero creo que la mejor forma de homenajear a la Comunidad de Madrid es haciendo lo posible por cambiarla. Por eso decidimos presentar nuestro programa ese mismo día, para exponer nuestras propuestas para hacer una Comunidad más justa, más igualitaria y para que todas las vidas merezcan la pena ser vividas. No fui porque ese acto consistía fundamentalmente en blanquear al PP, en escuchar un mitin del PP y poco más. Cuando echemos al PP el 26 de mayo, confio en que la fiesta de la Comunidad sea para todos los madrileños y no solo para unos pocos.

Serra, en la Terraza de Gran Vía, con Constantino Mediavilla:

“La privatización de los servicios públicos es el sostén de la corrupción”

La candidata de Unidas Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid visitó la Terraza de Gran Vía de Constantino Mediavilla, presidente editor de Madridiario, en la que le confesó seguir estudiando. Isa Serra (Madrid, 1989) estudió Filosofía pero “necesitaba comprender” mejor la Economía y a ello se lanzó.

Pese a haber aparcado su máster durante estos cuatro años de legislatura en la Asamblea de Madrid, el 1 de junio, poco después de las elecciones autonómicas y municipales, le toca presentar su Trabajo de Fin de Máster en la Universidad Complutense de Madrid, que trata sobre “los trabajadores pobres en España y Alemania”.

Hasta entonces aún le queda una larga campaña electoral en la que hace un llamamiento a la participación y promete dar la batalla “a las derechas”, más que a Errejón, a quien no considera un tránsfuga por marcharse a Más Madrid.

Sí le pone ese calificativo, en cambio, al expresidente Ángel Garrido y le usó como excusa para instar a los madrileños a no fiarse ni de PP ni de Ciudadanos. “Ninguno genera confianza y Vox genera miedo“, alertó.

Ángel Gabilondo: “Mi programa es un apretón de manos con los votantes”

Presume de poseer “el coraje de ser moderado” y se define como un hombre tranquilo, “que no quiere decir pasmado”, apostilla. Ángel Gabilondo (Donosti, 1949) es padre, marido, catedrático de Metafísica, exrector de la Universidad Autónoma de Madrid, exministro de Educación y portavoz del PSOE en la Asamblea en los últimos cuatro años. Ahora repite como aspirante a la Presidencia de la Comunidad en las elecciones del 26 de mayo, “su primera y única opción”, y se siente “activo”. Tanto que, además de correr entre ocho y diez kilómetros todos los días, aprovecha su visita a la Gran Vía para matar dos pájaros de un tiro: una doble entrevista, incluida una visita a la Terraza que dirige el presidente editor de Madridiario, Constantino Mediavilla. Con él, enmienda la plana a su jefe, Pedro Sánchez, al ser partidario de protagonizar debates en los medios públicos. No cree que vaya a haber segunda vuelta en las elecciones y aboga por recuperar la confianza de los votantes comprometiéndose con ellos a cumplir las medidas de un programa que aún se está pergeñando pero cuyo último objetivo ya está claro: Gabilondo quiere combatir la desigualdad en la Comunidad.

 

Acaba de comenzar la campaña de las elecciones generales y Pedro Sánchez es el único candidato que no la estrenó en Madrid, sino en Sevilla. ¿Se debe a su intención de ofrecer una imagen de reencuentro con Susana Díaz o lanzar un mensaje para que en el resto de España no ocurra como en Andalucía, donde gobiernan PP y Ciudadanos con el apoyo de Vox?

Hay muchas lecturas. También puede leerse como que en esta corriente recentralista que algunos quieren defender, señalar que España es todas sus autonomías y, por tanto, la campaña se puede empezar en cualquier lugar y no necesariamente en Madrid.

¿Pero teme la irrupción de Vox y su crecimiento en las encuestas?

 

“Hablar con todos está bien, pero mi límite es la Constitución”

 

No, no es temor lo que siento. Y si lo siento no es por mí, sino por España y por Madrid. Es un partido que defiende propuestas fuera de la Constitución como la eliminación de las autonomías, que tiene dificultad para encajar con las leyes de igualdad, que tiene concepciones de la vida y de la sociedad distintas de las que compartimos muchos y que tienen que ver con personas que vienen de otros países u otras tantas cosas. Hablar con todos está bien, pero dentro de las leyes. Y la supresión de las autonomías no está dentro de la Constitución, como tampoco lo está el derecho de autodeterminación. Esos son mis límites: la Constitución.

Ha citado la igualdad y su número dos es Pilar Llop, delegada del Gobierno para la Violencia de Género. ¿Teme que la llegada de Vox suponga un retroceso en esta materia?

A Pilar Llop no la tenemos que comparar solo con Vox, sino también con el número dos del PP en Madrid [David Pérez, alcalde de Alcorcón], que también tiene un perfil distinto en lo que tiene que ver con asuntos de género. El mensaje que lanza Pilar Llop es muy claro: para nosotros esto es una absoluta prioridad. El discurso de igualdad en todos sus extremos y el de la lucha contra la violencia de género no es solo uno de nuestros asuntos, sino que es un asunto central. Y quien no haya entendido que el discurso de las mujeres marca de forma determinante la sociedad, no ha entendido nada.

Su hermano, el periodista Iñaki Gabilondo, considera que “Vox es el franquismo”. ¿Está de acuerdo con él?

Desde luego, algo de eso hay. Pero él está hablando también desde una experiencia que hemos sentido, habitando en una ciudad, en un contexto y una sociedad determinada en la que hay una serie de valores en los que hay coincidencias. Yo no diría exactamente esa expresión, pero entiendo muy bien que se pueda decir.

 

– ¿Considera que Vox es el franquismo?

– “Algo de eso hay”

 

¿Y qué opina de Ciudadanos, del veto que le ha impuesto Ignacio Aguado? En esta legislatura, han ido en ocasiones de la mano, como a la hora de aprobar las comisiones de investigación en la Asamblea, pero ahora parece que han roto…

En momentos decisivos no hemos coincidido. Ellos han aprobado los Presupuestos del PP y nosotros, no. En las leyes importantes, PP y Cs han ido juntos. Pero sí, hemos llegado a acuerdos puntuales y no tenemos problema en trabajar asuntos concretos con ellos. Yo nunca excluyo a Cs, son ellos los que excluyen al PSOE. Yo creo que se equivocan, pero eso lo decidirá la ciudadanía.

Albert Rivera también dijo en su día ‘No a Rajoy’ y acabó pactando con él. ¿Se cree el veto de Aguado o ve posibilidad de entendimiento?

Yo, en principio, creo a las personas mientras no se demuestre lo contrario. Y, si ellos dicen que no quieren acordar con nosotros, supongo que lo dicen de corazón. Pero tendremos que ver qué dice la ciudadanía porque los ciudadanos en las urnas hablan y dicen cosas que hay que saber escuchar y leer.

Hay que hablar con otras fuerzas y usted dice que no excluye a nadie. ¿Eso incluye también a Vox?

Para hablar, sí. Para negociar, ya he dicho que no estoy dispuesto a hablar con nadie que defienda cosas que están fuera de la Constitución, del mismo modo que me parece mal negociar con partidos independentistas… Digo negociar, porque hablar, por ejemplo, si hay que hacer un presupuesto, hay que hablar con todos los que hayan sido elegidos en las urnas.

¿Cree que el problema de Cataluña influye en el voto de los madrileños?

 

“Puede haber derecho a la diferencia, pero sin diferencia de derechos”

 

Yo creo que sí, que influye todo en el voto de los madrileños. Madrid se constituye como Comunidad dentro de España y, por tanto, no se puede desvincular ni aislar de los problemas de España, como en este momento es la cuestión de Cataluña. Todos los españoles deberían estar atentos a lo que ocurre, a quienes ponen en cuestión la unidad de España o a quienes creen que en unos territorios debe haber más derechos que en otros. Puede haber derecho a la diferencia pero sin diferencia de derechos.

¿Cómo va a convencer a los madrileños de que le voten ahora que la izquierda está más dividida que nunca y que hasta IU y Anticapitalistas podrían ir por separado de Podemos? [La entrevista se realizó antes de conocerse la noticia de la confluencia de estas formaciones]

Yo creo que acabarán uniéndose IU y Podemos. Pero sí me preocupa que haya tanto fraccionamiento; creo que no es lo mejor para Madrid. Yo trabajaré para unir porque esto es lo que pide la ciudadanía, que ya no vota mayoría absoluta. Por eso convoco a todas las fuerzas que quieran reformar la Comunidad de Madrid para generar riqueza y bienestar distribuyendo con equidad, porque hay mucha desigualdad.

Usted, que es tan partidario del consenso, pasará a la historia, al menos, como el ministro que casi consigue el Pacto de Estado por la Educación. ¿Cree que es viable en esta nueva Legislatura?

 

“No solo hay que cambiar de gobierno, hay que cambiar la forma de gobernar”

 

Yo me considero como alguien que hizo un acuerdo de Educación que luego no fue firmado. Y sí hace falta un acuerdo educativo, una Ley de Educación y una Ley de Educación Superior en Madrid. Y hay que hacerla muy participadamente desde el primer momento, contando con la comunidad educativa, los agentes sociales, los otros grupos, las familias y los estudiantes. Es muy difícil, hay que hacerlo con mucha paciencia.

¿Pero puede dar tiempo en cuatro años?

Sí, sí. En cuatro años puede dar tiempo. Hay que empezar desde el principio a buscar esos acuerdos. Pero quien dice en eso, dice también en la Ley del Suelo, en la modificación del Estatuto de Autonomía, o en la Ley de Farmacia. No solo hay que cambiar de gobierno, hay que cambiar la forma de gobernar. La sociedad pide que nos pongamos de acuerdo.

Ha dicho que una de las necesidades en Madrid es una ley de Educación Superior. Precisamente, la Ley de Universidades –LEMES– fue una de las cuentas pendientes del actual Gobierno tras el error de Cifuentes en la votación. A usted no le gustaba ese modelo… ¿Qué Ley de Universidades propone?

 

“Hace falta un modelo de financiación de universidades que exija rendición de cuentas”

 

Hay que definir qué entendemos por Universidad. Hay centros que están muy bien, pero igual para ser una universidad hace falta que tenga una dimensión internacional, una pluralidad de estudios, que tengan una titulación y un reconocimiento investigador y una cierta experiencia de los profesores, que los títulos estén acreditados, etc. ¿Una academia de pisos estupenda puede ser una universidad? Yo creo que no. Lo hemos visto en la propuesta de tres universidades privadas para Madrid, a la que nos hemos opuesto porque creemos que en Madrid no hace falta más universidades, ni públicas ni privadas. Me llama mucho la atención que hay gente que dice que en España hay demasiadas universidades y luego defiende que se pongan más… privadas. Lo que no quieren es que haya más públicas, si no, no entiendo el argumento.

También es necesario un modelo de financiación que garantice la viabilidad de las universidades pero que sea exigente, que evalúe, que pida indicadores. La autonomía de las universidades es también rendición de cuentas.

Con esa rendición de cuentas se podría recuperar el prestigio perdido con el ‘caso Máster‘ y otros escándalos?

Yo creo que no se perdió, pero ha hecho daño. Eso está viéndose judicialmente, pero la Universidad madrileña tiene prestigio. Madrid tiene unas universidades estupendas que son una de las claves del futuro de la región. Madrid tiene tanta capacidad que me da pena que no la hayamos explotado.

En el resto de ciclos de la Educación, Madrid es la Comunidad que más segrega por motivos socioeconómicos, según el último informe de Save The Children, que apunta al aumento desproporcionado de la concertada como una de las causas. Al PSOE se le ha acusado de estar en contra de la concertada. ¿Es así?

 

“Los que más han denunciado la no gratuidad de la concertada son los centros privados”

 

El PSOE no sólo no está en contra de la concertada, sino que la propuso el PSOE en España para garantizar la universalización de la Educación cuando se puso la Educación obligatoria desde los 6 a los 16 años. Pero hoy se ha tergiversado la idea de concierto, que se hacía con un colegio existente y no para construir uno nuevo. Si hay que construir centros nuevos, yo soy partidario de que sean públicos. Pero no tengo nada en contra de la concertada. Solo se defiende la pública dando calidad a la pública, no atacando a la concertada. Otra cosa es que no veamos bien que en los Presupuestos Generales de los últimos años se haya incrementado la dotación a la concertada un 13% y no exactamente igual a la pública. Tenemos que equilibrar eso.

 

Y luego tenemos que abrir el debate sobre la gratuidad de verdad. Porque los centros concertados dicen que son gratuitos pero los centros privados dicen que no. Los que más han denunciado la no gratuidad de la concertada son los privados, que consideran que hay competencia desleal. Los concertados explican que no cobran la enseñanza, sino otros servicios o que hay dotaciones voluntarias. Pero lo que sabemos es que las familias madrileñas se gastan bastante en Educación y Sanidad cuando deberían ser públicas, gratuitas y universales. Esto es un síntoma de que tenemos mucho por hacer.

 

“Solo se defiende la pública dando calidad a la pública, no atacando a la concertada”

 

Hablando de Sanidad, ¿usted revertiría la privatización de los hospitales, como defiende Podemos?

La palabra revertir es complicada porque, económicamente, es muy difícil de ejecutar. Y hay que tomar decisiones que se puedan ejecutar. Por tanto, estando de acuerdo con esa propuesta, lo que quiero, sobre todo, es que se cumplan los contratos. Ya sería completamente transformador que se mirara con cuidado qué contratos tienen esos centros que tienen la gestión privada y ver si se están cumpliendo y en qué condiciones.

¿Con quién preferiría gobernar, con el Podemos de Isa Serra o con el Más Madrid de Íñigo Errejón?

 

“No me gustan los extremismos porque son involucionistas”

 

No me planteo esto de esta manera. Veremos qué dice la ciudadanía. Yo lo único que digo siempre es que no me gustan los extremismos porque son involucionistas y solo producen retroceso. Lo que hay que ser es coherente y solvente y tener proyectos para producir esa transformación. Hay que tener equipos para resolver problemas, no para ver quién tiene más razón. No sé. Lo que hay que ver es qué proyectos se pueden hacer con cada uno de ellos. ¿Quién de los dos es extremista? ¿Alguno lo es? Pues no lo sé. Pero yo no excluyo a nadie.

¿Qué opina de las últimas leyes aprobadas por la Comunidad, como el Reglamento del Taxi o el decreto de pisos turísticos, por ejemplo?

Pues todas tienen la misma problemática: que no acabamos de entender que las cosas hay que hacerlas por acuerdo entre instituciones y con los afectados. ¿Qué hay que hacer con el taxi? Buscar acuerdos y consensos con todas las asociaciones, no con unas, sí y con otras, no. Hay que proteger al taxi con un reglamento, pero también regular las VTC. Hay que hacer las dos cosas.

 

Con la Ley del Suelo hay otro problema grande. Claro que es necesaria una Ley del Suelo, pero no podemos dar buena la situación de algunos abusos que se han realizado desde el punto de vista social o ambiental. La Ley de Suelo debería ir ligada a los pisos de protección social. Y todo esto va unido al alquiler y a los pisos turísticos. Las medidas que se han aprobado no acaban de resolver el problema. La Alcaldía propone unas medidas y la Comunidad, otras. Se tienen que poner de acuerdo las Administraciones.

Hablando de comunicación entre Administraciones, ¿cómo ve a Pepu Hernández como candidato al Ayuntamiento?

 

“Es muy importante que el Ayuntamiento tenga una opción socialista”

 

Pepu tiene ese espíritu, que yo adoro tanto, de conocer los problemas, de estar cerca de los asuntos y de buscar los consensos. A mí esta cultura política me gusta. No le conozco en la gestión para decir cómo le irá, pero yo creo que muy bien. Es muy importante para todos que el Ayuntamiento de Madrid tenga una opción claramente socialista. Lo único que nos queda por ver es qué juego daremos si algún día tenemos esa responsabilidad.

¿Se ha superado dentro del partido que sean dos candidatos independientes?

Yo creo que eso también es bueno. Es un síntoma de la apertura del partido. Los gestos de cerrarse siempre son síntomas de debilidad y los de abrirse, de fortaleza. Y yo creo que está interiorizado que yo soy leal a un proyecto, que sé donde estoy.

(Kike Rincón)

El presidente Ángel Garrido acaba de dimitir. ¿Le echará de menos? ¿Cómo ve a Isabel Díaz Ayuso como rival?

El señor Garrido sabe, como político avezado, adaptarse al perfil de la figura que le corresponde. Cuando estuvo de número dos de la señora Cifuentes, supo hacer su papel. Luego se puso en el lugar de presidente y ha hecho de presidente. Y lo ha hecho bien institucionalmente. Yo no comparto su política pero le he respetado y le deseo lo mejor. Hemos tenido una disensión razonable y cordial.

¿Y con Ayuso?

 

Sobre Ayuso: “Gobernar no es hacer tuits”

 

La conozco poco, no recuerdo haber estado con ella manteniendo una conversación. Lo único que leía era los tuits que ponía, más bien atrevidos e incisivos. Pero luego gobernar no es hacer tuits, y sus propuestas e intervenciones no me parecen acertadas. A mí no me parece la candidata más innovadora para las reformas y transformaciones de la Comunidad, más bien propone un modelo de mantenimiento de la regresión. Personalmente no tengo nada que objetarle, solo que las propuestas que hace, en general, no me suelen gustar.

Por último, ¿dejará la Comunidad de Madrid si Pedro Sánchez le propone volver a ser ministro?

Estoy muy comprometido con Madrid. Me debo mucho a Madrid. Madrid me ha acogido y aquí he hecho la persona que soy: he tenido a mi familia, a mis hijos, llevo más de 40 años aquí y si estoy aquí no es para descubrir qué voy a ser de mayor, que ya lo soy, sino para corresponder. No tengo ningún otro plan. Esta es mi primera y única opción. No sé qué será de mí en la vida, pero yo vengo aquí en serio. Y yo quiero ser presidente de la Comunidad de Madrid.

Gabilondo visita ‘La Terraza’ de Constantino Mediavilla

El candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid por el PSOE aún está definiendo las medidas de su programa electoral, pero ya tiene claro que, en cuanto lo tenga, el texto será “un compromiso” con la ciudadanía, “una palabra dada”, dice, recordando a los contratos verbales de antes de que existieran los escritos. Partidario de debatir con todas las formaciones en medios privados -como Pedro Sánchez- pero, sobre todo, en los públicos, Ángel Gabilondo espera que no se repitan las elecciones pese a la esperada alta fragmentación del Parlamento y aboga por el “coraje de ser moderado” frente al histrionismo político de la actualidad. Le gusta “la serenidad, la prudencia, la mesura y el equilibrio” sin que ello signifique ser “tibio, pasivo o indiferente”. “Tranquilo no quiere decir pasmado”, concluye.

Pedro Larumbe recupera sus raíces con una carta renovada

El chef navarro Pedro Larumbe vuelve al edificio ABC Serrano con una carta renovada que ahonda en sus raíces. Tras más de medio siglo delante de los fogones retoma platos de hace años para somerterlos a versiones actualizadas. De esta nueva apuesta gastronómica y de lo que está por llegar habla el prestigioso cocinero en la Terraza de Gran Vía.

Pedro Larumbe, cocinero desde los 16 años, pertenece a la generación que ha formado parte de la revolución de la cocina española. Vivió los emocionantes años 80, cuando todo comenzó, y fue reconocido por su excepcional trabajo en El Molino (Puente Arce) y por la dirección de cocina del mítico restaurante Cabo Mayor (Madrid), antes de abrir los restaurantes que han llevado su nombre. “Todo ha evolucionado. Madrid nos recibió con los brazos abiertos. Era como un campo abierto. En Mercamadrid podías comprar lo que quisieras, las noches no tenían fin. Fueron momentos de mucha creatividad”, explicó el chef sobre la “década prodigiosa” de los 80.

Larumbe ha regresado al edificio ABC Serrano con una carta renovada pero que recupera sus raíces: “Hay que reinventarse en cada momento y casi de manera inconsciente”. Con esta apuesta en la que el producto cobra protagonismo, el chef ha reivindicado sus primeros platos pero versionados. Lo ha hecho en la conversación mantenida con el presidente-editor de Madridiario, Constantino Mediavilla.

En el transcurso de la entrevista ha explicado como una tortilla puede ser un plato muy recurrente: “Hay que elegir los mejores huevos para conseguir una buena cremosidad y textura. Y luego acompañar esta receta con algún producto de temporada, como la trufa o las alcachofas”. Unos ingredientes que no pasan de moda como ocurre con otros que han sabido adaptarse a los tiempos. “Antes cada uno hacía lo que sentía, luego se han ido estudiando más los productos y perfeccionando las técnicas”, cuenta el chef sobre la explosión de la cocina creativa de los últimos tiempos. “Creo que está todo más mediatizado y controlado y falta esa explosión de lo que uno lleva dentro”, añadió.

Con el regreso a ABC Serrano, Larumbe experimenta un viaje gastronómico por su carta original para recuperar unos inicios que siempre tienen en cuenta el producto de calidad en los fogones. Y para llevar a cabo este proyecto, un espacio de excepción: los salones del centro ABC Serrano, tres joyas arquitectónicas rehabilitadas, donde el chef abrió el primer restaurante con su nombre.

No abandona sus reconocidos espacios en el mismo edificio para la celebración de todo tipo de eventos, ni su gran terraza que cuando llega el buen tiempo se convierte en primera referencia de ocio para los madrileños y turistas gracias a su cuidada cocina, su privilegiada ubicación y excepcionales vistas.